Rafael Catalá: el modelo de la euroorden no ha funcionado "con la agilidad que se pretendía"

El ministro de Justicia, Rafael Catalá
EUROPA PRESS
Publicado 17/05/2018 13:12:12CET

   No descarta estudiar el sistema en el Consejo de Ministros de Justicia de la UE

   BARCELONA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado este jueves que el modelo de la orden europea de detención y entrega aprobado en 2002, basado en la confianza y la reciprocidad, "no está funcionando con la agilidad que se pretendía", tras la decisión de la justicia belga de no extraditar a los exconsellers Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig.

   En declaraciones tras abrir el IV Congreso Internacional de Derecho Digital en el Colegio de la Abogacía de Barcelona (Icab), no ha descartado revisar el sistema de euroorden, pero es un procedimiento donde "no tienen ninguna participación los gobiernos" estatales, y ha contextualizado la decisión del juez belga en el funcionamiento normal de las instituciones, la separación de poderes y la independencia judicial.

   Ha añadido que una Europa con libertad de circulación y movimientos también necesita "más agilidad en la colaboración entre los sistemas judiciales" y que el presente caso pone de manifiesto problemas de interpretación, aplicación y reconocimiento reciproco, que, según ha dicho, podrían estudiarse en el Consejo de Ministros de Justicia de la UE.

TOMA DE POSESIÓN DE TORRA

   Sobre la toma de posesión de Quim Torra como presidente de la Generalitat, ha dicho --poco antes de que se produjera-- que espera que "se comprometa con el interés general de todos los catalanes" y con con el Estatut, la ley y la Constitución.

   Ha declarado que, más allá del acto protocolario, lo importante es que Torra tomara posesión como nuevo presidente y ha destacado la "oferta de diálogo dentro de la ley, la Constitución y el Estatuto" planteada por el Gobierno central.

   También ha insistido en que, independientemente de las palabras y las fórmulas de acatamiento en el acto de toma de posesión, "lo importante es el fondo de la cuestión".

   Considera necesario que la situación en Catalunya se normalice y de que los dos ejecutivos empiecen a trabajar juntos, a negociar y defender cada uno los intereses que tiene encomendados, porque en el "diálogo leal al servicio de los ciudadanos" obtendrán los mejores resultados para toda la ciudadanía, ha dicho.