Randall apunta a la materia oscura como causa de extinción de los dinosaurios

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Medio ambiente

Randall apunta a la materia oscura como causa de extinción de los dinosaurios

La cosmóloga estadounidense Lisa Randall
EUROPA PRESS
Publicado 17/10/2016 15:14:17CET

Su tesis propone que la Vía Láctea puede tener un halo de materia oscura

BARCELONA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La cosmóloga estadounidense Lisa Randall apunta a la materia oscura como desencadenante de la extinción de los dinosaurios hace 66 millones de año por el impacto de un meteorito de 10 kilómetros en el libro 'La materia oscura y los dinosaurios' (Acantilado).

En rueda de prensa este lunes antes de protagonizar una conferencia en La Pedrera en el marco del ciclo 'Converses', Randall ha explicado que el libro "da acceso y abre puertas a saber cómo se ha llegado hasta aquí", y ayuda a entender cómo se formó el sistema solar y la vida en la Tierra.

Según la física, la materia oscura es un material nuevo que no interactúa con la luz --es el 85% de la materia del universo que no se puede ver--: "No se puede ver directamente pero sí se puede observar su influencia en los objetos que brillan", como las estrellas que se mueven deprisa.

Se sabe que la materia oscura fue fundamental para la formación de las galaxias porque, si no no podrían haberse desarrollado ni alcanzar un tamaño adecuado, y sostiene que puede haber un halo esférico de materia oscura en la Vía Láctea, un hallazgo que "gravitatoriamente daría que hablar".

En su libro, Randall (Nueva York, 1962) defiende que puede haber distintos tipos de materia oscura, y señala la existencia de "fracciones pequeñas" que podrían actuar de forma similar a la materia orgánica, es decir, que actuarían con luz pero con su propia luz, lo que se podría demostrar.

"Si nuestra teoría es cierta y hay un disco de materia oscura, podría haber una interacción cada 32 millones de años, y eso daría pie a que sucediera algo", ha expresado tras relacionarlo con el cometa que impactó a 20 kilómetros por segunda contra la Tierra y acabó con los dinosaurios.

EVIDENCIA CIENTÍFICA

En su investigación, la cosmóloga quedó sorprendida de la "evidencia científica" que hay sobre que la extinción de los dinosaurios estuvo provocada por un meteorito, al incidir en que existe una base de datos con 25 cráteres identificados en el mundo.

"Me ha hecho valorar mucho el progreso de la ciencia y la relación con otras ciencias, como la geología", ha ejemplificado, al añadir que también ha podido ahondar en otras disciplinas como la paleontología o la astronomía.

Randall se ha sumergido en la desaparición de los dinosaurios para abordar la materia oscura porque le parece una "historia interesante", y ha manifestado que no ha escrito este libro para convencer a nadie sino para explicar la maravilla del universo, en sus palabras.

GUIÑO A LAS HUMANIDADES

La editora de Acantilado, Sandra Ollo, ha destacado que el punto de vista de la escritora es fundamentalmente científico, si bien aúna la ciencia "con guiños al humanismo", con una voluntad de divulgación y acercamiento a la ciencia de forma llana y comprensible para la ciudadanía.

Randall, que es catedrática de física en la Universidad de Harvard, también le ha publicado en Acantilado 'Universos ocultos. Un viaje a las dimensiones extras del cosmos' (2011), 'El descubrimiento del Higgs. Una partícula muy especial' (2010), y 'Llamando a las puertas del cielo. Cómo la física y el pensamiento científico iluminan el universo y el mundo moderno' (2013).

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies