Recoder quiere un pacto entre administraciones para el transporte público a cinco años

Lluís Recoder
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 18:20:39 CET

Estudia suprimir expediciones en líneas y que el usuario pague hasta la mitad del billete

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, ha apostado por un pacto entre Generalitat, ayuntamientos y Estado a cinco años que aclare las aportaciones de cada administración con el objetivo de enjugar el déficit del transporte público en Catalunya.

En una entrevista a Europa Press, Recoder ha destacado la necesidad de que "todas las administraciones que participen en el transporte metropolitano se comprometan a hacer sus aportaciones y a mantenerlas".

Asimismo, ha criticado que el Estado reduce cada año su aportación --entre 2010 y 2011 existe una diferencia de 30 millones de euros--, y que ésta queda sufragada por el Govern y el Área Metropolitana de Barcelona: "No estamos para cubrir lo que otras administraciones dejan de hacer".

El año pasado el sistema de transporte metropolitano generó un déficit de más de 80 millones de euros, y Recoder ve necesario el pacto para que este déficit no aumente todavía más.

"A día de hoy no sabemos lo que aportará el Estado el año que viene. Necesitamos un pacto estable, como mínimo a cinco años, que se complemente con una política de precios también a cinco años", ha reclamado.

SUBIDAS DE PRECIO

Actualmente, el usuario sufraga el 40% del coste del billete, mientras que las administraciones se hacen cargo del 60% restante: "Creo que la aportación de los ciudadanos debe crecer. Un 40% es muy bajo", ha destacado Recoder, quien ha apostado por cubrir índices de cobertura de al menos hasta el 50%.

Para ello, cree oportuno no sólo incrementar el billete sino aplicar una política de racionalización del transporte metropolitano, en el que "se pasea hierro".

En este sentido, ha apuntado que existen líneas vacías o con alternativas, como líneas de autobús que circulan paralelas a los servicios de Metro o Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) --donde el usuario costea hasta un 80%--.

La Generalitat está estudiando estas líneas para proceder a suprimir algunas de las expediciones, del mismo modo que se ha hecho en algunas frecuencias de líneas de autobús de la segunda corona metropolitana de Barcelona.

"Tenemos que penalizar el uso esporádico del transporte público y favorecer la reiteración", ha señalado Recoder, a la vez que ha recordado que comparando con el resto de áreas metropolitanas europeas, el transporte en la barcelonesa tiene un coste muy bajo.