El recorte de Mossos preocupa al Ayuntamiento de Barcelona pero CiU lo "entiende"

MOSSOS D'ESQUADRA
MOSSOS D'ESQUADRA
Actualizado 27/01/2011 16:32:14 CET

BARCELONA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los grupos del Ayuntamiento de Barcelona se han mostrado preocupados porque el nuevo conseller de Interior, el convergente Felip Puig, haya convocado este año 600 nuevas plazas de Mossos d'Esquadra en Catalunya --200 menos de las previstas--, a excepción del grupo de CiU, que ha asegurado "entender" el recorte por la situación económica de la Generalitat.

El alcalde, el socialista Jordi Hereu, ha advertido tras una rueda de prensa que no es una buena noticia, resaltando que "si la seguridad es una prioridad para la Generalitat" deberían trabajar por una dotación de agentes suficiente, y ha subrayado que se siente legitimado para juzgar las decisiones de Puig por los esfuerzos de Barcelona para fortalecer los Mossos.

En declaraciones a los medios, la tercera teniente de alcalde y responsable de Seguridad, Assumpta Escarp (PSC), ha destacado que la Generalitat tiene "dificultades económicas" y las administraciones han apostado por planes de austeridad, pero el consistorio ha mantenido su inversión por la seguridad y el espacio público.

Por ello, ha mostrado su "preocupación" por el recorte, ya que la ciudad perderá nuevos Mossos teniendo en cuenta que recibe el 23-24% de agentes de cada promoción, y espera mantener la colaboración con Interior, con cuyo conseller aún no se han reunido para repasar prioridades.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de CiU, Joaquim Forn, ha asegurado "entender" la decisión de Puig por el déficit de la Generalitat, que en 2010 eleva a más de 7.000 millones de euros, y ha afirmado que Interior "sigue poniendo Barcelona en los puestos prioritarios" del despliegue de agentes.

Ha criticado que a día de hoy la capital catalana tenga los mismos Mossos que cuando se empezaron a desplegar el 1 de noviembre del 2005, por lo que siguen apostando por lograr la ratio de 4,5 agentes por cada 1.000 habitantes y mejorar la coordinación entre la policía catalana y la Guardia Urbana, punto en que insistirán cuando se reúnan con el conseller Puig.

PP: "DELINCUENTES FELICES"

El líder municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, ha criticado en un comunicado que tanto el tripartito como el Govern de CiU acaban perjudicando Barcelona con sus políticas de seguridad, y ha advertido de que "los delincuentes estarán felices" al ver que la federación reduce en 200 agentes menos las previsiones de nuevos policías.

El edil popular Alberto Villagrasa ha recordado a los medios que siempre han pedido 4.000 Mossos para Barcelona, y ha remarcado que Catalunya "no tiene una buena situación de seguridad ciudadana", por lo que debe ser prioridad de la Generalitat, el Ayuntamiento y el Estado.

La portavoz de ERC, Ester Capella, y el edil de ICV-EUiA Joaquim Mestre han subrayado a Europa Press la postura "contradictoria" de CiU y su exigencia de una ratio mínima de agentes que había trasladado al Parlament y en los plenos del consistorio, ante lo que Mestre ha reclamado mantener las previsiones y la construcción de comisarías, citando las de Sant Martí y Sarrià.

Capella ha acusado a la federación de "mantener el discurso en función del lugar donde están", en referencia a si está en la oposición o gobernando, una actitud que genera desafección y desconfianza hacia la política, ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies