Los recortes de la UE dejan al Banc dels Aliments sin cuatro millones de comida

Banc Aliments Gran Recapte
EUROPA PRESS
Actualizado 12/11/2011 11:53:58 CET

BARCELONA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El recorte del 70% del presupuesto destinado al Programa Europeo de Ayuda a los más Desfavorecidos (Pead) dejará al Banc dels Aliments sin cuatro millones de quilos de comida al año, según ha denunciado el presidente de la sede barcelonesa de la entidad, Antoni Sansalvador.

El Banc dels Aliments de Catalunya reparte anualmente 14 millones de quilos de víveres al año --10 de ellos en la provincia de Barcelona--, una cifra que se prevé que aumente el próximo año debido al contexto de crisis actual, que ha situado a un millón y medio de catalanes bajo el umbral de la pobreza.

Según Sansalvador, el 40% de los alimentos que reparte el Banc dels Aliments provienen del Pead de la UE, que hasta ahora destinaba 500 millones de euros a comprar excedentes de alimentos para atender a todos los países europeos, pero ha sufrido un recorte del 70%, por lo que las ayudas europeas se reducirán a 135 millones.

"Estimamos que con los recortes en 2012 perderemos cuatro millones de quilos de comida", ha explicado Sansalvador, que ha añadido que los bancos de los alimentos de toda Europa están ejerciendo presión a los gobiernos para frenar el tijeretazo.

A la lucha del Banc dels Aliments por evitar la reducción del Pead, se han sumado los 52 bancos del resto estado, uno en cada provincia, que también deberán afrontar un recorte que afectará al 1,7 millones de personas que son atendidas anualmente en España.

INTENTOS FRACASADOS

El último intento de la UE para llegar a un acuerdo sobre el mantenimiento del Pead fracasó el pasado 20 de septiembre debido a la posición contraria de Alemania, Suecia, Reino Unido, Dinamarca, Holanda y la República Checa.

Estos países se apoyan en una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE del pasado abril, que dictaminó que la iniciativa se ha "desnaturalizado" porqué cuando se creó, en 1987, sólo estaba pensada para el reparto de excedentes alimentarios y no para la compra de los mismos.

Pero el auge de la pobreza y la progresiva desaparición de los excedentes provocó que la Comisión Europea (CE) tuviera que comprar el 80% de los alimentos del Pead, una inversión económica que los seis países contrarios quieren eludir en tiempo de crisis.

GRAN RECOGIDA DE ALIMENTOS

Ante esta situación, Sansalvador ha apelado a la solidaridad catalana para no "dejar en la estacada" a las miles de familias que están en riesgo de exclusión y necesitan liberarse de los gastos económicos de los alimentos para poder hacer frente a otros problemas, como la hipoteca y la escuela de los hijos.

Por ello, el presidente del Banc dels Aliments de Barcelona ha hecho un llamamiento a la sociedad para que participen en el 'Gran Recapte', que tiene por objetivo recoger 800 toneladas de víveres durante los días 25 y 26 de noviembre.

Para conseguir este objetivo, la fundación y La Obra Social de La Caixa habilitarán más de 600 puntos de recogida repartidos en mercados y supermercados catalanes para que los ciudadanos puedan hacer donaciones de víveres, especialmente legumbres, conservas de pescado, latas de tomate natural, leche y aceite, ha apuntado Sansalvador.

Además, La Caixa habilitará 116 puntos de recogida adicionales, destinará 90.000 euros a lograr la cantidad de alimentos fijada y movilizará en las tareas de recogida a sus 1.700 voluntarios.