Redada contra la prostitución y la pequeña delincuencia en el Raval de Barcelona

Redada En El Barrio Barcelonés Del Raval
EUROPA PRESS
Actualizado 07/02/2012 22:42:25 CET

BARCELONA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona han realizando este martes por la tarde una redada en la zona de las calles Robadors y Sant Ramon, en el barrio del Raval de Barcelona, contra la prostitución callejera y la pequeña delincuencia.

En el dispositivo policial, que ha empezado pasadas las 19 horas, han participando una setentena de agentes de ambos cuerpos policiales, que han identificado a prostitutas en la calle y potenciales clientes, además de buscar a presuntos delincuentes habituales con causas pendientes y proxenetas de la zona.

A esa hora, se podían ver numerosas prostitutas apostadas por las calles Robadors, Sant Ramon, Sant Pau y Sant Rafael, que son las que rodean la nueva Filmoteca de Catalunya, y agentes de paisano han empezado a pedir que se identificaran.

Los agentes, muchos de ellos agentes de paisano, han ido inspeccionado varios de los bares y restaurantes de comida rápida que hay en la zona, que a esa hora tenían bastante clientela que se ha visto obligada a identificarse y esperar a que se comprobara si tenía alguna causa pendiente.

El pasaje Bernadí Martorell, que une las calles Sant Rafael y Hospital, ha estado cortado por ambos extremos mientras los Mossos han ido identificando a más de una decena de personas, que han ido saliendo a medida que se iba comprobando su identidad.

En algún momento se han cortado algunos accesos a las calles donde se hacía el operativo, para impedir que salieran personas que iban a ser identificadas, por lo que han colaborado los Mossos del Área de Recursos Operativos (ARRO), con algunas de sus furgonetas.

EN LA ZONA DE LA FILMOTECA

El dispositivo se ha realizado en la zona de influencia de la Filmoteca, que está previsto que se inaugure en las próximas semanas tras varias demoras, y que es un equipamiento que las autoridades municipales confían en que pueda mejorar un barrio históricamente conflictivo.

De hecho, el anterior Gobierno municipal de Jordi Hereu (PSC) lanzó un plan en la zona para atajar los problemas derivados de la prostitución, venta de drogas, sobreocupación de viviendas y degradación.

El nuevo equipo de Xavier Trias (CiU) se ha hecho suyo el proyecto, que incluye la posibilidad de expropiar algunas fincas, lo que se empezó en noviembre con la compra de la finca de la calle Sant Ramon donde la artista Carmen de Mairena había instalado su meublé.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies