Los residentes en España copan el 60% de la demanda de pisos de lujo en Barcelona

El socio fundador de Barnes Spain, Emmanuel Virgoulay
EUROPA PRESS
Publicado 15/03/2018 13:28:43CET

   Más oferta de alquiler pero más cara, con rentas mensuales de 1.800 euros

   BARCELONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los residentes en España acaparan el 60% de la demanda de viviendas de lujo en Barcelona, mientras que los extranjeros representan el 40% restante.

   Así lo ha explicado este jueves en rueda de prensa el socio fundador de Barnes Spain y director administrativo y financiero de grupo Barnes, Emmanuel Virgoulay.

   Según ha dicho, el ejercicio 2017 tiene dos periodos diferenciados claramente, de enero a septiembre, y de octubre a diciembre, coincidiendo con la crisis política catalana.

   "Hasta septiembre, muchos compradores extranjeros se interesaban por productos de lujo con un precio superior a los dos millones de euros, y esto empezó a ralentizarse después, estando ahora en espera", ha afirmado.

   En este sentido, ha indicado que el final del 2017 y el inicio de 2018 están marcados por un "mercado local muy activo", pero que busca viviendas de lujo por debajo de los dos millones.

   Así, la demanda del sector inmobiliario de lujo en Barcelona se concentra en propiedades con precios comprendidos entre los 500.000 euros y los dos millones, y con una superficie cada vez menor, de unos 200 metros cuadrados.

   Los franceses, belgas y turcos son los compradores que más crecerán este año en la compraventa de viviendas de lujo, por delante de los británicos, alemanes, italianos y chinos: "La gente sigue queriendo venir a vivir a Barcelona".

EL TURÓ PARK ACAPARA EL 40%

   Por zonas, el 40% de la demanda se concentra en la zona del Turó Park de la capital catalana, un 20% en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, otro 20% en el barrio de Pedralbes, un 10% en el Eixample y el 10% restante se reparte entre otras localidades cercanas, como Sant Cugat del Vallès, Sant Just Desvern o Esplugues de Llobregat.

   En cuanto al alquiler en Barcelona, la demanda es más estable y la oferta superior a la de hace un año, pero también más cara, con rentas mensuales de 1.800 euros en los distritos de Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi, Eixample, Gràcia y Ciutat Vella.

   Ello se debe al aumento de la compra de inmuebles como inversión, cuyos propietarios los ponen después en alquiler, si bien este incremento de la oferta se ha dirigido únicamente al alquiler turístico y no al residencial.

   Barnes aterrizó en España en 2016 y cuenta actualmente con oficinas en Barcelona y Madrid, y los planes del grupo son expandirse por Valencia, Palma de Mallorca, Tenerife y Andorra.