(Resumen) 18 heridos en un choque entre un tren de Rodalies y tren hotel en El Clot-Aragó

Accidente De Trenes En Clot
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 21:09:30 CET

Cuarto descarrilamiento de un convoy en poco más de un mes en Catalunya

BARCELONA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un tren de Rodalies de Renfe ha chocado este jueves con un tren hotel parado en el andén de la misma vía, en la estación de El Clot-Aragó en Barcelona, y ha descarrilado parcialmente causando 18 heridos leves y obligando a evacuar a unos 80 pasajeros.

El accidente ha ocurrido poco antes de las 10 horas, a unos 150 metros de la estación, entre un tren de Rodalies que salía de Molins de Rei (9.13 horas) hacia Mataró (10.18h) y un tren hotel París-Barcelona que estaba estacionado en el andén de la vía 4 en dirección Maresme y que ha recibido el impacto por detrás.

De los 18 heridos, 15 han sido trasladados a hospitales y centros de asistencia, concretamente al Hospital Sant Pau (5), Hospital del Mar (5), al centro de urgencias de atención primaria (CUAP) de Sant Martí (2), CUAP Cotxeres (2) y el CUAP 2 de Maig (1), según el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que ha desplazado nueve ambulancias.

La mayoría de heridos tienen policontusiones y latigazo cervical, por lo que muchos han sido evacuados del lugar con collarín tras ser atendidos en el andén o en el propio tren, que la mayoría ha abandonado por su propio pie.

HA SIDO UN "SUSTAZO"

Uno de los pasajeros del tren siniestrado, que iba con collarín tras ser atendido por los sanitarios, ha explicado que ha sido un choque brusco, mientras que otra viajera ha asegurado que ha pasado "mucho miedo".

Otro afectado resalta que ha sido un golpe "seco" y que ha salido disparado porque estaba en un asiento lateral del vagón, y ha narrado que había mucha gente en el suelo.

Una mujer ha explicado que se ha asustado mucho y que cuando el tren chocó mucha gente se golpeó y cayó: "Ha sido un sustazo. En un momento como éste te das cuenta de que puedes morir".

INVESTIGACIÓN

Renfe y Adif han abierto una investigación para dilucidar las causas del accidente, y no han querido avanzar si se ha tratado de un fallo técnico de la infraestructura, del tren o humano.

En declaraciones a los periodistas, el director de Rodalies de Catalunya, Miguel Ángel Remacha, ha explicado que el maquinista --que no ha resultado herido--, a quien le realizarán la prueba de alcoholemia y drogas, deberá testificar ante los responsables de la investigación de Renfe y Adif, además de la policía, tal y como marca el protocolo.

La Conselleria de Territorio y Sostenibilidad por el momento esperará a las conclusiones del informe para decidir qué tipo de medidas emprende.

En declaraciones a los medios, el director general de Transporte y Movilidad, Ricard Font, ha argumentado que no se pueden señalar culpables hasta que se determinen las causas del accidente: "Si ha sido un problema en la infraestructura, el responsable será Adif, y si ha sido un error del maquinista, la responsabilidad será de Renfe".

El tren Talgo ha podido ser retirado del andén pasadas las 13 horas, aunque el convoy de Rodalies --del que han descarrilado los dos primeros vagones-- tardará más tiempo, hasta que consigan volverlo a encarrilar y se pueda desplazar.

Como consecuencia, los trenes de la R1 en dirección norte circulan desviados por Passeig de Gràcia, por lo que no paran en Plaça Catalunya y Arc de Triomf, y desde las 12.30 horas los que entran en Barcelona recuperan su recorrido habitual.

Para minimizar la afectación en el servicio, la oferta de la R1 se ha reducido a tres por hora y sentido, y además los trenes de la R2 Granollers Centre-Castelldefels no prestan servicio.

CUATRO TRENES EN POCO MÁS DE UN MES

En un accidente el 16 de marzo 11 personas resultaron heridas leves al descarrilar un tren con 42 pasajeros en Vacarisses (Barcelona), uno de ellos el maquinista, y obligó a cortar la circulación entre Terrassa y Manresa hasta el 20 de marzo.

Precisamente, el día 20 de marzo un tren de Cercanías de la línea R2 Sur que circulaba con 400 pasajeros en sentido Sant Vicenç de Calders (Barcelona) descarriló a la entrada de la estación de Sitges con tres heridos leves.

Un tren Lleida-Barcelona de Renfe se salió de la vía parcialmente este sábado entre las estaciones de Bellvitge y Sants y obligó a evacuar a un centenar pasajeros a otro convoy.

Otro incidente ferroviario ocurrió cuando unos 600 viajeros de un tren Euromed entre Alicante y Barcelona, con muchos aficionados del Barça que volvían de la final de la Copa del Rey, tuvieron que ser trasbordados y viajar en autocar después de que se averiara un convoy en Ulldecona (Tarragona).