Rivera receta un esfuerzo constitucionalista contra el "ultranacionalismo" en el Parlament

[Sin Asunto]
EP/REMITIDO
Actualizado 29/11/2010 15:04:11 CET

BARCELONA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de C's, Albert Rivera, ha advertido este lunes de que la entrada del "ultranacionalismo" en el Parlament requiere por parte de su grupo un esfuerzo para representar a los ciudadanos no nacionalistas que quieren que se cumpla la Constitución.

Tras la "catástrofe" del PSC y un PP dispuesto a respaldar a CiU, según él, C's se postula como garante único del constitucionalismo en Catalunya.

En una rueda de prensa de valoración de las elecciones, no se ha aventurado a decir cómo compartirá el Grupo Mixto con SI, aunque ha matizado que es una cuestión administrativa y que en Madrid ya han ocurrido situaciones así.

Albert Rivera ha dejado claro que, para que esta fórmula funcione por encima de las ideas que profese el partido de Joan Laporta o el suyo --polos opuestos en el debate identitario--, están las personas y el saber estar: "Nosotros sabremos comportarnos y esperamos que ellos también".

Para él, éstas han sido las elecciones de castigo al PSC, algo de lo que CiU ha sacado provecho, ya que no todo el voto de CiU es soberanista, según ha dicho. Sus cálculos muestran que el 94% de votantes socialistas no querían tripartito y desconfiaron de la palabra del candidato José Montilla, al que "castigaron incluso dando su voto a Mas".

Rivera ha mostrado a un PP más preocupado por las elecciones generales que por gobernar Catalunya, y ha vaticinado que su candidata, Alícia Sánchez Camacho, estará pendiente de Moncloa y de Mariano Rajoy, por lo que volverá al tacticismo de la mano de CiU, provocando que, cuanto más se acerquen las generales, "más se irán acercando ellos a CiU, tratando de no molestar".

BUENOS RESULTADOS

Ha recordado que la ley electoral es "caprichosa" y provoca que los votos en Catalunya no valgan igual en todas partes, con lo que, pese a ser la sexta lista más votada de las que se presentaban, ha conseguido los mismos escaños que en 2006, tres.

"Las reglas del juego son las que son. Estamos satisfechos pese a la aritmética que provoca esta ley", ha incidido, exponiendo que las expectativas de sacar grupo parlamentario --cinco diputados-- que predicaba en campaña no se han cumplido debido a una alta participación que nadie esperaba, según ha dicho.

"Todos los institutos han fallado en sus predicciones. Se hablaba de un 51% de participación, y nadie esperaba que superara el 60", ha matizado a sabiendas de que, con un 51% de participación, la representación de su grupo en el arco paramentario habría aumentado.

Sobre si en esta legislatura pactará con el candidato de CiU, Artur Mas, ha recordado que ya ha cerrado otras veces pactos puntuales con este grupo y que debe de ser el líder convergente quien acuda a pedirle, si lo estima oportuno, su respaldo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies