Romeva asegura que la transparencia de la administración permite combatir la posverdad

Raül Romeva y Jaume Asens en las Jornadas Transparencia del Ayuntamiento
EUROPA PRESS
Publicado 30/05/2017 15:10:38CET

Asens afirma que la corrupción política es un reflejo de una "sociedad enferma"

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Internacionales y Transparencia de la Generalitat, Raül Romeva, ha asegurado este martes que iniciativas que pretende involucrar a la ciudadanía en la elaboración de las políticas públicas de la Generalitat, como el Pla de Govern Obert, son un mecanismo para luchar contra la posverdad.

Lo ha dicho en la clausura de las Jornadas Transparencia y Buen Gobierno del Ayuntamiento de Barcelona, en la que ha defendido que se trata de una de "las grandes apuestas" del Govern y que permite maximizar la transparencia y la credibilidad de las instituciones, en un momento en el que, según él, la confianza de los ciudadanos ha disminuido.

"Sin confianza en el buen uso de recursos públicos, se alimentan actitudes vinculadas con el fraude, lo que lleva a tener menos recursos públicos y menos políticas redistributivas", ha expresado Romeva, que ha insistido en la necesidad de que las administraciones hagan una buena gestión del dinero público para cambiar la situación.

Ha asegurado que, en la medida en la que las decisiones se toma de forma colectiva, existe la posibilidad de compartir la detección de problemas y la construcción de soluciones: "Las instituciones requieren una implicación de la ciudadanía para garantizar que las decisiones se toman con la máxima solidez posible", ha dicho.

RETO DE LA SOCIEDAD

El teniente alcalde de Derechos Sociales, Participación y Transparencia de Barcelona, Jaume Asens, ha aseverado en su intervención que la lucha contra la corrupción es uno de los retos que tiene por delante la sociedad, y ha recordado que los ciudadanos "no lo perciben como casos aislados, sino como un problema sistémico".

"Muchas veces se tiende a mirar a las responsabilidades de la política, pero, en algunos casos, se trata de un reflejo de la corrupción social y privada", ha destacado Asens, que ha subrayado que si la sociedad tiene musculatura y tejido, es más difícil que aparezca la corrupción.

Ha asegurado que, cuando aparecen casos de corrupción política, "es que hay una sociedad enferma", y ha destacado a necesidad de mantener los contrapoderes externos que vigilan la actuación de los poderes públicos.

También ha hecho un reconocimiento público al exdirector general del Palau de la Música y actual director de los servicios jurídicos y de transparencia de Barcelona, Joan Llinares, por "su lucha contra la corrupción" y su trabajo en el Ayuntamiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies