Los salarios se estacan tras tres años de crecimiento y una inflación del 1,5%

Jordi Costa y Ernesto Poveda
EUROPA PRESS
Publicado 16/01/2018 13:12:58CET

   Los directivos ganaron de media un 71% más que sus empleados, unos 56.304 euros más

   BARCELONA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los salarios en España se han estancado tras tres años con un crecimiento interanual del PIB superior al 3% y una inflación del 1,5%, según un estudio presentado este martes por la escuela de negocios Eada y ICSA Grupo.

   El salario medio bruto de un empleado español fue en 2017 de 22.793 euros, lo que supone una disminución del 0,21% si se compara con el de 2016, en el que cobraron 22.841 euros, mientras que el salario medio bruto de su directivo fue de 79.097 euros, el 0,28% más que respecto al año pasado, en el que percibieron 78.875 euros.

   La diferencia de media entre los salarios brutos de los empleados españoles y la de sus directivos fue del 71%, lo que supuso que los cargos más altos cobraron 56.304 euros más que sus subordinados.

   Con estos leves cambios en la remuneración y el aumento de la inflación respecto al año pasado, el estudio señala que estas categorías profesionales han perdido poder adquisitivo, salvo los mandos intermedios, que en 2017 cobraron de media 40.435 euros brutos, un 2,72% más que en 2016, en el que recibieron 39.364 euros.

   Es por ello que el presidente de ICSA Grupo, Ernesto Poveda, ha razonado que a pesar del crecimiento económico registrado durante los últimos tres años, que ha indicado que coincide con el incremento del empleo que se ha producido en este periodo, éste no se ha visto reflejado en los salarios.

   Para Poveda, la calidad del empleo que se está creando es baja, característica motivada por una mentalidad a corto plazo de los agentes económicos como respuesta a la crisis, lo que "no da garantías" de un desarrollo futuro sostenido de la economía, una en la que, además, los trabajadores no se sentirán comprometidas con sus empresas al percibir unas retribuciones bajas.

   Por sectores, las empresas de la banca y de los seguros son las que más pagan en todas las categorías profesionales y las de los sectores del turismo y el comercio, siendo el primero el que más contribuye a la economía española, son las que retribuyen salarios menores a sus trabajadores, lo que supone una diferencia del 38% entre ambos colectivos.

   Por comunidades autónomas, los empleados de Navarra continúan siendo un año más los mejores pagados en España, con una retribución media bruta anual de 25.659 euros en 2017, cifra el 12,6 % superior a la media española y los de Extremadura son los que menos cobran, con un salario medio de 18.748 euros, el 17,7% menos que la media nacional.

   En Catalunya, la retribución bruta de los empleados fue en 2017 de 23.037 euros, la de los mandos intermedios de 41.365 euros y la de los directivos de 80.916 euros.

   Los datos del estudio se han extraído de una muestra de 80.000 trabajadores españoles, que han sido captados a través de encuestas directas y de plataformas digitales.