Sara Mesa explora el amor obsesivo y la seducción en su novela 'Cicatriz'

 

Sara Mesa explora el amor obsesivo y la seducción en su novela 'Cicatriz'

Sara Mesa
EUROPA PRESS
Publicado 17/03/2015 14:08:15CET

BARCELONA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La autora madrileña criada en Sevilla Sara Mesa explora el amor obsesivo entre un hombre y una mujer en su nueva novela 'Cicatriz' (Anagrama), una historia que pone sobre la mesa los mecanismos del enamoramiento y la seducción.

Según ha explicado en rueda de prensa este martes, en el enamoramiento muchas veces se construye a la persona según las propias necesidades: "Es muy excitante sentir que colmas las expectativas de alguien, es convertirse en un objeto".

En el libro, Sonia conoce a Knut en un foro literario de Internet y, a pesar de la distancia que les separa, establece con él una particular relación marcada por la obsesión y la extrañeza, que da lugar a una reflexión sobre la sociedad de consumo, la sumisión y el poder, la anulación del deseo y la carnalidad.

Él asume la necesidad de obsequiarla, prescribirla y guiarla, mientras que ella se deja guiar y ser un objeto, ha resumido la autora, que ha avisado de que "es una historia en el sentido no romántico, sino de obsesión y locura patológica, de distorsión y deformación", con dos personajes que son absolutamente complementarios.

En este viaje se trata el tema de la culpa por parte de ella, y el del amor loco por parte de él, en una construcción epistolar con estructura de carta postal, dado que mantienen una relación a distancia.

Sin embargo, el foco de la historia está puesto en el personaje femenino, y del masculino solamente se sabe lo que ella cuenta: que es alguien fetichista y estrambótico, un provocador individualista que se siente fuera de la norma social.

NO ES SOBRE CIBERACOSO

"No es una novela de ciberacoso, si bien es cierto que los personajes se conocen a través de Internet y roza el acoso, pero el hecho de que se materialice en Internet es anecdótico", ha avisado.

Tampoco es la historia de un hombre verdugo y una mujer víctima en un entramado de obsesión, sino que reivindica que los personajes son más complejos y que "ambos son víctimas de un esquema que determina que el hombre debe seducir y ella ser seducida".

En este escenario, el concepto del regalo --él trata de seducirla inundándola de regalos-- cobra especial importancia, ya que la autora interroga al lector sobre el valor de los obsequios, su precios, qué significan y si al final resultan peajes y obligaciones para quien los acepta: "Se generan facturas a cada paso que se da en la vida".

Además, él resulta ser un preceptor literario, una dimensión que la autora ha construido como la "deformación del método del Pigmalión", pese a que los dos pertenecen a una clase social humilde.

"Siempre me habían interesado las relaciones humanas basadas en la obsesión", ha explicado Mesa, en cuya literatura siempre ha estado subyacente este tema, un lugar común que también aparecerá en su próxima novela pero desde otro punto de vista nuevo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies