La secretaria de Millet dice que todos sus gastos personales los pagaba en efectivo

La secretaria personal del expresidente del Palau de la Música, Elisabet Barberá
EUROPA PRESS
Publicado 05/04/2017 11:49:00CET

BARCELONA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La secretaria personal del expresidente del Palau de la Música, Elisabet Barberá, que trabajó durante más de 30 años a su servicio, ha explicado este miércoles en el juicio por el expolio de la entidad musical que su jefe pagaba todos los gastos personales en efectivo y disponía de grandes cantidades que guardaba en la caja fuerte del Palau y en una caja de seguridad.

En su declaración como testigo en el juicio en la Audiencia de Barcelona, Barberá ha respondido al fiscal que ella se encargaba de los gastos personales de Millet pero que no recuerda haber pagado ningún gasto de las bodas ni tampoco las obras que se hicieron en sus casas, que según el fiscal fueron gastos que asumió el Palau de la Música.

Ha relatado que Millet le traía de casa sobres en efectivo con cantidades que podían llegar a los 90.000 euros y que ella los depositaba en la caja fuerte o, si él se lo ordenaba, llevaba a la caja de seguridad de una entidad bancaria cantidades que podían superar 200.000 euros.

Al preguntarle el fiscal cómo transportaba esas elevadas cantidades de dinero en efectivo, y si a veces llevaba una mochila, Barberá ha admitido: "Era una responsabilidad, a mi no me gustaba hacer esa gestión".

A preguntas del fiscal sobre el origen de todo ese dinero en efectivo, la que fue secretaria de Millet entre 1975 y 2009 ha afirmado que estaba convencida de que "era dinero personal de él de venta de parcelas y torres" y que era dinero que traía de casa para sus gastos particulares.

Barberá también ha explicado que Millet "no hacía nunca nada personalmente, todo lo hacía a través de secretaria y su familia", y que por eso tanto ella como su hija Laila tenían poderes en la caja de seguridad.

"Estaba acostumbrado a mandar y a que le hicieran las cosas", ha insistido Barberá, que ha confirmado las anotaciones en todas las agendas personales de Millet y en sus libros de cuentas.

"El dinero que se ingresaba en esa caja me lo daba Millet. Normalmente estaba en su despacho, me daba un sobre. Lo traía de su casa, supongo", ha relatado.

Sobre el hallazgo de un sobre con dinero a nombre de la secretaria en la caja de seguridad, entre llantos ha explicado que era un dinero que ahorró durante años y que al divorciarse no quería que se lo quedara su marido y le pidió a su jefe si lo podía guardar allí.

Ha negado saber nada de los cheques que se cobraban al portador de las cuentas del Palau porque eso no dependía de su departamento, y solamente ha apuntado que sabía que los conserjes iban a buscar ese dinero y lo llevaban a Jordi y Gemma Montull.

Barberá ha ratificado los libros de cuentas y las agendas personales de Millet, que llevaba ella personalmente, y que según el fiscal son "el guión económico de la vida del señor Millet".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies