El sector metalúrgico catalán ve "inviable" cumplir los aumentos salariales pactados antes de la crisis

Actualizado 26/01/2011 20:33:00 CET

BARCELONA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Unió Patronal Metal·lúrgica (UPM), Antoni Marsal, ha advertido de que para la mayoría de empresas del sector es "inviable" asumir los incrementos salariales pactados en convenios anteriores a la crisis, que se suman a otras subidas de costes.

Coincidiendo con el anuncio de cierre de la fábrica de Yamaha en Barcelona --la única de la multinacional en España--, Marsal ha hecho referencia a impedimentos como la subida del IPC, que ha tildado de "artificial"; el incremento de los costes energéticos y el incremento de los precios de las materias primas, junto con los problemas de financiación y de morosidad.

Ha señalado que este contexto agrava la situación del sector e impide asumir lo pactado con los trabajadores en "otro momento y otras circunstancias", pese a que algunas empresas están incrementando su cartera de pedidos gracias a las exportaciones.

Por ese motivo, ha hecho un llamamiento a los sindicatos para que colaboren para conseguir acuerdos "que eviten el cierre de más empresas" y permitan la continuidad de la industria del metal.

La UPM agrupa empresas, asociaciones y gremios que suman más de 250.000 trabajadores, y recuerda que la industria del metal representa casi el 25% del PIB catalán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies