Gremio de Restauración pide dimitir a Gala Pin por decir que el sector está “mal representado”

Comisión permanente de estudio de la situación económica de Barcelona
EUROPA PRESS
Actualizado 13/04/2018 14:36:11 CET

   BARCELONA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director general del Gremio de Restauración de Barcelona, Roger Pallerols, ha pedido la dimisión de la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, que afirmó este jueves en la Audiencia Pública del distrito que el sector de la restauración está "mal representado" por sus dirigentes actuales.

"Es una actitud que no se puede amparar en la libertad de expresión" y son unas declaraciones intolerables, ha aseverado en la comisión no permanente de estudio de la situación económica de la ciudad, a la que han acudido representantes de la restauración, del comercio y del diseño.

Pallerols ha exigido una rectificación inmediata de las palabras de Pin, que dijo lamentar que, "teniendo un tejido de restauradores como en el distrito con mucha voluntad de trabajar con el barrio y buena relación, el sector esté tan mal representado por los representantes que tiene el gremio ahora mismo".

La presidenta de la comisión, Sònia Recasens (grupo Demòcrata), ha asegurado que trasladará el asunto al Gobierno de Ada Colau, y ha lamentado que el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, se haya ausentado de la comisión, lo que considera que es una falta de respeto hacia los ponentes.

PETICIONES DE LOS SECTORES

Juan Ignacio Diaz (Marcas de Restauración) ha dicho que Barcelona era la ciudad relevante en gastronomía y que ahora se ha quedado atrás, por lo que ha pedido reflexionar y no perder el cosmopolitismo de la ciudad, tras lo que el de Barcelona Oberta, Gabriel Jené, ha añadido que se está "sacando de la liga de primera división" a la ciudad, y ha pedido revisar moratorias y horarios comerciales para ampliar los domingos de apertura.

El del Consell de Gremis, Miquel Donnay, ha dicho que la situación amenazó al comercio pero que se ha recuperado, y ha criticado las trabas a la movilidad privada, la poca digitalización del pequeño comercio y el 'top manta', práctica que también ha criticado Àlex Goñi (Pimec Comerç), que ha mostrado su apoyo al Gremio de Restauración ante las declaraciones Pin.

También ha cargado contra la gestión del 'top manta' el presidente de Amics de La Rambla, Fermín Villar, mientras que el presidente de Comertia, Joan Carles Calbet, ha pedido aplicar áreas de colaboración público-privada --los Business Improvement Districts (Bids)-- en las áreas 'premium' y convertir locales vacíos en vivienda en otros barrios.

La asesora técnica de la Asociación de Marxants del Maresme, Neus Solà, ha asegurado que se sienten "desatendidos" por la administración municipal, y ha destacado la tarea social que hacen los mercados, y el presidente de la Fundación Barcelona Comerç, Salvador Vendrell, ha lamentado que, para el comercio tradicional, la presión normativa legal no para de crecer.

La directora general de Barcelona Centre de Disseny (BCD), Isabel Roig, ha pedido potenciar la reputación de Barcelona y dar visibilidad a casos de éxito e iniciativas singulares, mientras que el presidente del Cluster Català de la Moda (Modacc), Francesc Maristany, ha pedido un plan estratégico por el sector y ha dicho que la administración impulsa medidas que van en contra de su desarrollo.

El profesional del sector Josep Maria Donat ha criticado que los políticos no están por la labor de trabajar por la moda: "Las medidas no son de crecimiento, sino que son igual de hacer demasiadas carreteras para bicicletas", ha aseverado, tras lo que el profesional Xavier Balaguer ha sostenido que no hay diálogo ni complicidad con el Gobierno municipal.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

El concejal del PDeCAT Raimond Blasi ha dicho que el sector comercial y de la moda en Barcelona ha perdido "fuelle"; Mejías (Cs) ha apostado por la colaboración público-privada para el desarrollo de la ciudad, y Trini Capdevila (ERC) ha pedido al Gobierno una campaña comercial de Navidad más potente parar apoyar al sector.

La edil del PSC Montserrat Ballarín ha pedido 10 millones de euros para impulsar las peticiones que salgan de la comisión; Xavier Mulleras (PP) ha criticado la inestabilidad jurídica y política del Gobierno para con los comerciantes y restauradores, y Eulàlia Reguant (CUP) ha lamentado el "falso consenso" sobre la ordenanza de terrazas, mientras que el concejal no adscrito ha planteado multar a los compradores de 'top manta'.

OBSERVATORIO DEL COMERCIO

El Ayuntamiento pondrá en marcha un Observatorio del Comercio para poner a disposición de la ciudadanía y del sector estudios y datos para facilitar la toma de decisiones, también del propio consistorio, que se pondrá en marcha a principios de 2019 y que permitirá analizar tendencias y buscar nuevas fórmulas de comercio de proximidad.

Además de los datos, los distritos y los ejes comerciales podrán encargar estudios con más profundidad la situación comercial de sus zonas, y el Observatorio incluirá análisis y estudios académicos, tendencias de barrio y ciudad, información de la normativa, ejemplos de casos de éxito y buenas prácticas, entre otros contenidos.

El comercio en Barcelona empleaba a 151.368 personas a finales de 2017 --el 37% en el sector mayorista--, lo que representa un 14% en el conjunto de puestos de trabajo en la ciudad, y el 21,5% del tejido empresarial en la ciudad, con 16.164 centros, que facturaron el año pasado 35.706 millones de euros.

Contador