Serra Ramoneda duda que las cajas puedan devolver los fondos del FROB si no mejora la economía

Antoni Serra Ramoneda
EUROPA PRESS
Actualizado 09/11/2011 17:02:17 CET

BARCELONA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Caixa de Pensions entre 1977 y 1984 y presidente de Caixa Catalunya entre 1984 y 2005, Antoni Serra Ramoneda, ha puesto en duda que las cajas puedan devolver la capitalización del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) si no mejora la situación económica.

En la presentación de su libro 'Los errores de las cajas. Adiós al modelo de las cajas de ahorros' (Viena Edicions en catalán y su nuevo sello Ediciones Invisibles en castellano), Serra Ramoneda ha afirmado: "Veo muy difícil que puedan devolver el FROB, porque hoy por hoy no van a encontrar socios; puede que si la economía remonta se interesen inversores extranjeros si el precio es bajo".

Serra Ramoneda ha reconocido que las cajas se excedieron en el despliegue de oficinas y deterioraron su solvencia con la realización de "inversiones arriesgadas", pero ha matizado que no hubiese pasado si los reguladores hubiesen sido más severos y no hubiesen permitido esos excesos.

Por otro lado, ha mostrado su desacuerdo sobre los argumentos del Banco de España de que hubiese demasiadas cajas en el país, porque había 45 y en Alemania existen más de 400, y también ha rechazado como argumento negativo que la cajas contasen con ingerencia política.

"Más injerencia política que en las cajas vascas no hay, y son las que mejores coeficientes tienen, por lo que no hay injerencia política mala, sino políticos buenos y políticos malos. Además, ahora las cajas también tienen intervención política porque las ha capitalizado el FROB, que es el Gobierno", ha remachado.

Con todo, ha añadido que no se puede culpar de todo al Banco de España, porque las comunidades autónomas también tenían competencias.

Preguntado por la evolución de CatalunyaCaixa, actualmente controlada en un 90% por el FROB, dado que estuvo más de 20 años a su frente, ha considerado que hubiese mejorado su situación si hubiese vendido las acciones de Gas Natural un tiempo después de su marcha, cuando superaron los 30 euros por acción, ya que las había comprado por 14.

CAJAS CATALANAS Y BANCO MALO

Respecto al conjunto de cajas catalanas, en su libro y en la presentación ha destacado la habilidad de La Caixa tanto en las épocas de expansión como de crisis, que otras quisieron emular pero sin tener las mismas condiciones.

En todo caso, ha defendido que "las cajas catalanas no hicieron disparates, quizás se dejaron llevar por la euforia general, y es injusto que hayan sido tratadas igual que otras cuando la enfermedad era distinta; pero volvemos al café para todos".

En referencia a la posibilidad de crear un 'banco malo' que absorba los activos inmobiliarios problemáticos de las entidades financieras españolas a cambio de deuda pública, ha opinado que "falta ver a qué precio, porque si es muy bajo los balances de las entidades sufrirán".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies