Serunion facturó un 5% más en 2017, hasta 469 millones

Contador
El presidente de Serunion, Antoni Llorens
EUROPA PRESS
Publicado 15/02/2018 12:49:28CET

   Invirtió más de 11 millones el año pasado y prevé superar los 9 millones este año

   BARCELONA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La empresa de restauración colectiva Serunion ha cerrado el ejercicio 2017 --de octubre de 2016 a septiembre de 2017-- con una facturación de 469 millones de euros en España y Portugal, lo que supone un incremento del 5% respecto a los 445 millones registrados el año anterior, y mantiene la tendencia de crecimiento de los últimos cinco años alrededor del 4% anual.

   Así lo han explicado este jueves en rueda de prensa el presidente y director general de Serunion, Antoni Llorens, y el director comercial, Aksel Helbek.

   Llorens ha destacado que la compañía, que forma parte del grupo francés Elior, se mantiene líder del sector de la restauración colectiva en España, con una cuota de mercado del 24%, dando servicio a 3.000 centros entre escuelas, empresas, hospitales, residencias y lugares "singulares" con la división de catering Singularis.

   La empresa catalana ha cerrado 2017 con una plantilla de 20.725 trabajadores, un millar más que en 2016, y sirve cada día cerca de 495.000 menús.

   Serunion Educa, la división de restauración en comedores escolares, es la que registra una mayor facturación, con 200 millones en 2017, un 7,3% más que el año anterior, con lo que representa el 42,6% del negocio total de Serunion, mientras que la división de catering Singularis es la que más creció, con un 16,3% más que en 2016, superando los 9 millones de euros.

   La compañía también cuenta con las divisiones de servicio a empresas --con 130 restaurantes en empresas, instituciones, la armada y prisiones--, que facturó 81,3 millones, un 14,8% más; el negocio de salud, que opera en hospitales públicos y privados, y el de gestión de comida en residencias y centros de día para la tercera edad, con una facturación entre las dos divisiones de 154,6 millones.

INVERSIONES

   Llorens ha explicado que la empresa suele destinar anualmente un 2% de los ingresos a inversiones, lo que equivaldría a unos nueve millones, pero ha indicado que el año pasado se invirtieron más de 11 millones, principalmente a nueva maquinaria para las cocinas centrales, a mejoras en digitalización y a seis nuevas cafeterías de la marca Daily Break para hospitales, de las cuales se prevén cuatro nuevas aperturas durante este año.

   El presidente ha afirmado que la compañía prevé seguir creciendo de forma orgánica, sin adquisiciones de otras empresas, aunque ha añadido que se estudian las oportunidades que surgen.

NUEVAS 'APP'

   En digitalización, ha destacado la puesta en marcha de dos aplicaciones, una dirigida a empresas ('TimeChef') y otra para los comedores escolares ('App Educa').

   'TimeChef', que se ha implantado en una veintena de compañías durante su primer año de funcionamiento, ofrece información sobre los menús del restaurante de la empresa, permite pagar a través de un sistema 'cashless', reservar mesa y hacer pedidos para llevar, así como saber el tiempo de espera en la cola.

   Por su parte, 'App Educa', implantada en unas 150 escuelas, va dirigida a los padres y tutores de los niños de los comedores de Serunion, e informa sobre los menús diarios de todo el mes, proporciona recomendaciones de meriendas y cenas, y permite personalizar las dietas en caso de alergias o intolerancias, a la vez que permite gestionar los pagos del comedor y estar en contacto con los monitores.

CONTRATOS PÚBLICOS

   Llorens, que también es presidente de la Federación Española de Asociaciones Dedicadas a la Restauración Social (FEADRS), ha detallado que prácticamente la mitad del negocio de Serunion es público, y ha subrayado que el gran reto del sector es que la administración deje de adjudicar concursos públicos exclusivamente por motivos económicos.

   Ha alertado de que están aumentando los casos de concursos que quedan desiertos por establecer unas condiciones económicas que no permiten ofrecer un servicio y unas condiciones laborales de calidad, como ha señalado que ha ocurrido en los concursos de restauración de algunos hospitales de Catalunya durante 2017.