El Síndic alerta del deterioro en la igualdad de oportunidades entre los menores de Catalunya

El Síndic Rafael Ribó
EUROPA PRESS
Actualizado 17/10/2011 16:17:29 CET

Considera necesaria una mejor distribución del alumnado entre centros públicos y privados

BARCELONA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Síndic de Greuges, Rafel Ribó, ha alertado este lunes del deterioro que está sufriendo la igualdad de oportunidades entre la infancia de Catalunya como resultado de la crisis económica y los recortes presupuestarios aplicados por la Generalitat.

En rueda de prensa tras presentar en el Parlament el primer informe sobre los derechos de la infancia, Ribó ha lamentado que las políticas públicas dirigidas a este colectivo "deberían ser las últimas en verse afectadas" por las urgencias de ahorro público, ya que representan el futuro de la sociedad.

Dichas políticas "no pueden ir ligadas paralelamente a coyunturas de recortes presupuestarios", ha insistido el Síndic, que ha enumerado entre los retrocesos el descenso de 12 millones de euros en las ayudas de comedor escolar --un 33% en el curso 2010-2011 respecto al año anterior--, la falta de plazas en centros residenciales para menores con necesidades específicas y en centros de salud mental, así como la concentración de los menores inmigrantes en los centros educativos públicos.

En esta línea, y pese a los avances detectados en los últimos años con la aprobación de la Ley de educación de Catalunya de 2009 y la Ley de los derechos y las oportunidades de la infancia y adolescencia en 2010, entre otros, Ribó ha recordado que los menores son el grupo de edad en el que más ha crecido la precariedad económica fruto de la crisis, ya que actualmente el 23,4% está en riesgo de pobreza, seis puntos más que la población adulta.

El deterioro detectado en estas políticas "puede afectar a la columna vertebral" del sistema, ha insistido, y con ello poner en riesgo la cohesión social, por lo que ha reclamado que la Generalitat utilice los preceptos legales que tiene para redistribuir mejor a la población escolar entre centros públicos y concertados, y que se establezca un umbral mínimo a partir del cual toda familia debería recibir una ayuda, independientemente de la demanda.

Ribó ha recordado que existen zonas de Catalunya con un 30% de población inmigrante, y sin embargo los centros educativos públicos de la zona tienen ratios muy superiores, mientras que los concertados se sitúan por debajo, produciéndose una "concentración excesiva" de alumnos con necesidades especiales.

Para revertir esta tendencia son necesarias "políticas mucho más activas", ha reclamado Ribó, ya que el principio de igualdad de oportunidades debería ser la base de actuación de la Administración, mientras que la segregación escolar que se produce en la actualidad es contraria a dicho principio, ha justificado.

El informe, elaborado durante el último año y que a partir de ahora se presentará con carácter anual, ha sido presentado a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, también por la adjunta del Síndic para la defensa de los derechos de la infancia y la adolescencia, María Jesús Larios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies