El Síndic cree que el 'no' del TS a Sànchez vulnera derechos de "toda la ciudadanía"

El Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó
EUROPA PRESS
Publicado 09/03/2018 18:53:20CET

BARCELONA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha defendido este viernes que la decisión del Tribunal Supremo (TS) de denegar el permiso al candidato a la Presidencia de la Generalitat, Jordi Sànchez (JxCat), para salir de prisión y acudir al pleno de investidura del próximo lunes vulnera sus derechos de participación política como diputado y los de "toda la ciudadanía de Catalunya".

En una rueda de prensa, Ribó ha recordado que el Estatuto de Catalunya establece que, para ser presidente de la Generalitat, hay que ser diputado del Parlament y que "solamente" el presidente de la Cámara puede organizar el debate de investidura después de las consultas a los grupos parlamentarios.

"El poder judicial no puede sustituir de ninguna manera esta función democrática", ha sentenciado, y ha rechazado que el magistrado del TS Pablo Llarena haga consideraciones de carácter institucional y político que, según ha dicho, no pertenecen al ámbito judicial.

Ha asegurado que la juridisprudencia europea permite modulaciones de los derechos políticos de las personas pero que, en el caso de Sánchez, el TS no hace esta modulación, sino que "afecta al derecho de millones de ciudadanos de Catalunya que ejercieron su voto el 21 de diciembre".

Ha considerado desproporcionado calificar de rebelión o sedición los hechos relacionados con el 1 de octubre y las medidas de prisión provisional que "a veces se ha basado en la ideología de las personas".

Ha concluido que hay motivos suficientes para interponer recursos ante la Sala Penal del TS, pedir amparo al Tribunal Constitucional (TC) o llegar a interponer una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) "solicitando medidas cautelares".

También se ha comprometido a recoger las quejas de los ciudadanos y a comunicarlas a las más altas instancias internacionales de defensa de los derechos humanos de la Unión Europea y de Naciones Unidas.