El síndic d'Aran afirma que la ley del aranés es la "esperanza" para toda Occitania

Francés Boya, en una conferencia
EP
Actualizado 22/10/2010 9:43:25 CET

Presenta la ley en Barcelona avisando de que deben defenderla los araneses

BARCELONA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El síndic d'Aran, Francés Boya, ha afirmado que la reciente Ley del Aranés aprobada en Catalunya es "una luz de esperanza", porque debe ser el primer paso para oficializar y proteger la lengua occitana en los demás territorios donde se habla: Italia y, fundamentalmente, Francia.

La Ley del Occitano, aranés en Aran --aprobada por el Parlament el 22 de septiembre-- es el único apoyo legal que tiene esta lengua, aparte de la ley de lenguas "genérica" vigente en Italia, donde se incluye el occitano que se habla en el Piamonte, explica el síndic.

Boya afirma que la ley del aranés --nombre del occitano en la Val d'Aran-- no sólo es un marco jurídico sobre los derechos de los hablantes y las obligaciones de las administraciones catalana y aranesa, sino que también sirve como "un mensaje claro hacia el resto de Occitania de que no es una ley políticamente secesionista" con todos los territorios de esta lengua, sino, al contrario, una esperanza para todos ellos.

En declaraciones a Europa Press, ha dicho que el próximo gran paso debe ser la esperada ley francesa de lenguas minoritarias tras el intento fracasado de la pasada década, ya que ese país concentra el mayor número de hablantes y territorios de Occitania.

De hecho, la Val d'Aran ha conseguido una ley lingüística teniendo sólo 10.000 de los 13 millones de hablantes de occitano. Boya la considera una lengua "fraccionada", pero que ahora tiene un punto de partida legal para protegerse y sobrevivir, con lo que puede se puede esperar "el renacimiento del conjunto de Occitania".

En cuanto a España, el síndic espera que asuma "un compromiso con las lenguas minoritarias del Estado, aplicando mecanismos adecuados a las necesidades de normalización de un idioma".

CATALUNYA NO TUTELA

Boya ha hecho estas declaraciones este jueves por la noche tras presentar públicamente en Barcelona la ley del Parlament. En su discurso, ha pedido a los araneses que "se reconozcan" en esta ley y luchen por aplicarla, en vez de esperar que sea Catalunya quien salve su idioma.

"Catalunya no puede actuar sobre Occitania de forma prepotente ni como el 'primo de Zumosol' que lo soluciona todo" --ha dicho--, sino que "debe permitir a Occitania, con una evidente complejidad política, que poco a poco encuentre su camino".

Por eso, ha descartado que esta ley sea un "tutelaje" el occitano desde Catalunya, a cuyo Parlament ha agradecido la "valentía" de abordar la norma.

TV VÍA INTERNET

Como dijo en el Parlament el día en que se aprobó, Boya ha advertido de que la ley no es en sí misma la solución del aranés si no se renueva constamente el compromiso por defenderlo.

El objetivo en que trabaja ahora el occitano es abrir una televisión vía Internet para todos los territorios de esta lengua.