El síndic de Greuges pide rebajar a un mes la espera para una vivienda de emergencia

Fachada exterior de la Casa Bloc. Vivienda, pisos, alquiler social, refugiados
EUROPA PRESS
Publicado 02/11/2017 15:27:11CET

Rechaza que existan listas de espera para situaciones de urgencia en Barcelona

BARCELONA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha pedido que se rebaje a un mes el periodo de espera para recibir una vivienda de emergencia social, frente al retraso de más de un año actual, y tras recibir quejas por la "falta de una respuesta urgente" ante situaciones de emergencia residencial en la ciudad de Barcelona.

En un comunicado este jueves, Ribó ha explicado que ha alertado de que "hay una gran demora en la asignación de una vivienda social" en casos que han sido valorados favorablemente por la Mesa de emergencia social por pérdida de la vivienda en Barcelona.

Ha pedido que se revise la eficacia de esta Mesa y que el Consorcio de la Vivienda de Barcelona y el Ayuntamiento de la ciudad adopten medidas para garantizar que se garantiza el acceso a una vivienda de alquiler asequible en un plazo máximo de un mes para los casos que han sido valorados favorablemente.

También ha recomendado que se impulsen actuaciones para incrementar el Fondo de alquiler social, con acuerdos de cesión con administraciones consorciadas, con grandes tenedores de viviendas privados que se encuentran desocupadas y con el tercer sector, y ha llamado a una coordinación entre administraciones por el carácter supraminicipal del derecho a la vivienda.

CASOS ANALIZADOS

A partir de casos analizados, ha comprobado que esta demora es de un año aproximadamente, y según ha podido saber el síndic, en octubre se estaban adjudicando las viviendas de los casos valorados por la Mesa en noviembre de 2016.

De la información transmitida por el Ayuntamiento de Barcelona se desprende que se ha articulado una lista de espera ante la falta de viviendas públicas para garantizar el realojo, y ha dicho que "en ningún caso es aceptable la existencia de listas de espera en relación a las situaciones de emergencia social que han sido valoradas favorablemente por la Mesa" por pérdida de la vivienda del Consorci de l'Habitatge de Barcelona.

Ante los hechos analizados, ha concluido que las medidas de emergencia, y en particular la Mesa de emergencia social de Barcelona, "no se han consolidado como el instrumento eficaz que tendrían que haber sido" para dar una respuesta inmediata a situaciones de emergencia que son de urgente necesidad.

Ha recordado que en varias ocasiones ha insistido en la necesidad de dar una respuesta inmediata y de establecer mecanismos de prevención para evitar llegar a situaciones "tan traumáticas como las situaciones de lanzamiento que, de forma cada vez más frecuente", afectan a muchas familias, afectando a su salud física y mental.