El Síndic de Greuges reclama "cambios estructurales" en las políticas de infancia

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Sociedad

El Síndic de Greuges reclama "cambios estructurales" en las políticas de infancia

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó
EUROPA PRESS
Actualizado 25/11/2016 13:11:33 CET

Pide que se prohíban en Catalunya los castigos corporales de padres a niños

BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó ha reclamado este viernes "cambios estructurales en las políticas sobre infancia", porque a pesar de que ha detectado avances en 2016 en medidas concretas en el sistema de protección, ve insuficientes las políticas contra la pobreza infantil, que tiene tasas superiores a la de la población adulta.

El 30% de los niños catalanes están en riesgo de pobreza y más del 10% sufre privación material severa --según la Encuesta de condiciones de vida de 2015--, ha destacado la adjunta para la defensa de los derechos de los niños del Síndic, Maria Jesús Larios, en rueda de prensa en el Parlament, tras presentar a los grupos el 'Informe sobre los derechos de los niños 2016'.

Larios ha pedido que se establezca una prestación económica que garantice unos "mínimos esenciales", vinculada a la renta, una recomendación que ya se hizo desde el síndic pero no se ha cumplido, y ha requerido que se modulen los requisitos para la ayuda por nacimiento, pasando de los cinco años anteriores a los dos anteriores, como ocurre con otras prestaciones.

SALUD MENTAL

El informe ha detectado carencias en el sistema protector vinculadas a la falta de recursos, con un estancamiento en la lucha contra la segregación escolar y la atención a la salud mental, así como en el recurso del acogimiento familiar, que si bien detecta voluntad en el Govern con campañas de promoción, el recurso ha dejado de aumentar en el último año.

Los centros de salud mental infantiles y juveniles (CSMIJ) "no dan una cobertura adecuada a la demanda social existente", porque el incremento del 29,9% de los pacientes entre 2010 y 2015 ha reducido el número de visitas por paciente --de las 6,5 en 2010 a las 5,9 de 2015--, lo que ha afectado negativamente la intensidad del tratamiento.

El síndic ha recomendado que se creen programas y recursos específicos para atender las necesidades de los adolescentes con conductas disruptivas, así como planificar mejor el retorno con las familias, y han requerido a la Conselleria de Salud que busque consenso entre profesionales sobre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), tras quejas de familias faltadas de atención.

Sobre los menores migrantes no acompañados en centros de acogida, ha pedido que se reduzca el tiempo de estancia, disminuyendo los plazos de espera para la asignación del recurso, o creando nuevas plazas --también residenciales-- que eviten la actual "sobreocupación" que detecta en los centros.

En los centros educativos, han exigido "más transparencia en el acceso y la información sobre el proceso de admisión", con listas públicas, y más protección ante el bullying al colectivo de menores LGTBI, mientras que han constatado desigualdades en el acceso del alumnado a Internet y las nuevas tecnologías.

CASTIGO FÍSICO

El síndic ha pedido que se suprima la referencia a la facultad de corrección de los progenitores --el castigo corporal-- en el Código civil de Catalunya para evitar que esta ambigüedad pueda amparar el maltrato: "Lo que no admitimos en relaciones entre adultos, tampoco en relaciones con niños", ha observado Larios.

Ribó ha subrayado que se trata de una recomendación del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, por la que ya se modificó el Código civil español y se suprimió esta referencia, así como el de otros estados, mientras que la ley catalana la mantiene.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies