La síndica de Barcelona actuará sobre los buses turísticos de la Sagrada Familia

Autobuses Aparcados Frente A La Sagrada Familia
EUROPA PRESS
Actualizado 29/09/2011 19:54:24 CET

BARCELONA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, estudiará la actual situación de los autobuses turísticos de la zona la Sagrada Familia tras el accidente de este sábado en que un bus desfrenado atropelló a tres personas ante la basílica, y ya dialoga desde esta semana con la Asociación de Vecinos de la Sagrada Familia.

En declaraciones a Europa Press, Vilà ha destacado que "deberían buscarse soluciones inmediatas", más allá de las propuestas a largo plazo como la de hacer un aparcamiento subterráneo frente a la basílica y que ha formulado el alcalde, Xavier Trias.

Con el análisis, la síndica quiere ver las posibilidades de solucionar las molestias para los vecinos evitando que los autobuses estacionen ante el templo, y teniendo en cuenta que los aparcamientos existentes en la zona de la avenida Diagonal son "insuficientes".

Ha subrayado que los vecinos se quejan por el movimiento, el ruido y la polución que van asociados con los autobuses, y ha advertido de que acuden a la basílica "todos los visitantes que vienen a Barcelona, y son bastantes miles de personas".

"Todo esto está produciendo unos efectos en el barrio que hacen que deje de ser barrio", ha avisado la síndica, quien ya había ido recogiendo quejas de vecinos y la propia asociación vecinal de la Sagrada Familia.

Para ella, el Ayuntamiento debería poner en marcha un plan de movilidad en la zona para reducir el caos circulatorio --más de 200 autocares diarios en verano-- y estudiar si debe restringirse el acceso de los vehículos, y habilitar urgentemente más espacios para aparcar los autocares turísticos de la basílica, con el fin de que puedan tener aparcamiento fuera del ámbito de influencia de este edificio.

Vilà considera que el entorno de la Sagrada Familia se está degradando, y constata que son habituales los problemas de sobreocupación del espacio público, ruido y contaminación.

Por todo eso, sugiere al Ayuntamiento que se plantee crear aparcamientos en el entorno de Glòries --"muy poco utilizado"-- y restringir el acceso de los autocares junto a la basílica.

Además, está investigando las quejas de los vecinos de la zona de La Pedrera por la reserva de estacionamientos para autocares turísticos en torno a este edificio, en el paseo de Gràcia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies