El Sindicat del Taxi propone soluciones al conflicto de Sants que permitirían ahorrar hasta cinco euros por trayecto

Actualizado 19/05/2008 19:52:21 CET

BARCELONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El Sindicat del Taxi de Catalunya (STAC) solicitó la semana pasada una reunión "urgente" con el Ayuntamiento de Barcelona, RENFE y el Institut Metropolità del Taxi (IMET) para dar soluciones "definitivas" al conflicto de la estación de Sants, tras la puesta en servicio de una nueva parada de taxis. Algunas de las propuestas podrían suponer un ahorro para el usuario de hasta cinco euros por trayecto, informó hoy el STAC.

Desde la inauguración de la nueva parada de taxis en la plaza Joan Peiró en Sants, que coincidió con la llegada del AVE a Barcelona, el STAC se quejó de su mala salida y reclamó modificaciones a favor del usuario para evitar vueltas innecesarias. Tanto ADIF como el IMET desoyeron los reclamos, según el sindicato.

Una de las medidas que propone el sindicato es habilitar un semáforo en la salida de esta parada para que los pasajeros que van hacia L'Hospitalet de Llobregat y Les Corts no tengan que dar una vuelta que el sindicato consideró "absurda".

El responsable de Movilidad del STAC, Alfonso Orihuela, indicó en declaraciones a Europa Press que no se trata "sólo de un semáforo", sino del hecho de "poder girar hacia la izquierda" y no tener que dirigirse hacia la calle Llançà, acción que supone un incremento en la tarifa de cinco euros o "incluso más" por culpa de una "mala gestión", señaló.

El STAC también propone un cambio en la dirección de la parada que debería ir "justamente al revés", ya que el lugar que actualmente se usa para desencochar debería ser para coger pasajeros y viceversa, sobre todo por el problema de las colas y los días de lluvia.

Con las reformas que la estación de Sants sufrió como consecuencia de la llegada del tren de alta velocidad a Barcelona, la anterior parada de taxis, situada en la plaza Països Catalans, desapareció. Esta supresión, que el STAC calificó de "injusta", se debe, según Orihuela, al hecho que un técnico de ADIF diseñó la estación "sin contar con la parada".

PAGAN JUSTOS POR PECADORES.

Las señalizaciones del interior de la estación de Sants todavía conducen a los pasajeros a salir por la plaza Països Catalans, aseguró el STAC, donde actualmente no hay parada. Esta circunstancia lleva a algunos taxistas a recoger, aun hoy, a personas en ese punto. En algunas ocasiones, inspectores del IMET, la Guardia Urbana o usuarios del carril bus denuncian a los taxistas por este hecho y "pagan justos por pecadores", lamentó Orihuela.

Algunos taxistas, sin embargo, "no respetan" las colas, confesó Orihuela, y van a buscar a gente a la plaza Països Catalans aun sabiendo que otros compañeros están haciendo cola en Joan Peiró, lo que genera problemas entre los mismos taxistas.

A pesar de la solicitud del STAC, la reunión con el ayuntamiento, RENFE e IMET "no tiene fecha" aun a día de hoy, aseguró el secretario del sindicato, Luis Berbel.