Los sindicatos mayoritarios secundan el paro de dos horas y las patronales rechazan la huelga

Fotografia Vaga
EUROPA PRESS
Publicado 07/03/2018 18:01:21CET

BARCELONA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. y UGT de Catalunya secundan el paro de dos horas por turno previsto para este jueves, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, mientras que patronales como Fomento del Trabajo, Pimec y Cecot rechazan la convocatoria de huelga.

Este 8 de marzo los dos sindicatos mayoritarios en Catalunya han convocado una huelga general parcial para erradicar la discriminación de género que existe en el mercado laboral y alertar de las múltiples brechas que afectan a las mujeres.

Los secretarios generales de CC.OO y UGT de Catalunya, Javier Pacheco y Camil Ros, respectivamente, han hecho un llamamiento para que este jueves sea "un día histórico", que marque un antes y un después en las reivindicaciones de las mujeres, y en el que la realidad laboral confluya con el movimiento feminista, que también ha convocado una huelga de consumo y de cuidados, y una estudiantil.

En concreto, las dos organizaciones han detallado que este miércoles se habían adherido a la convocatoria cerca de 500 empresas en las que ambas tienen delegaciones sindicales y que alrededor de 100 ayuntamientos y consejos comarcales habían apoyado la moción que han presentado para recabar apoyos institucionales a la huelga, entre los que se encuentran los consistorios de Barcelona, Tarragona, Girona y Lleida.

Al paro de dos horas se sumarán diversas concentraciones: en Barcelona, hay prevista una a las 12.00 horas en la Plaça Sant Jaume y otra las 18.00 en el Paseo de Gracia.

Asimismo, en Tarragona, habrá una manifestación a las 12.00 en la Plaça de la Font; en Lleida, a las 18.00 en la Plaça Ricard Viñes, y en Girona, a las 19.00 en la Plaça del Vi.

HUELGA DE 24 HORAS

A la convocatoria de CC.OO. y UGT de Catalunya se suma la de otros sindicatos que proponen una huelga de 24 horas como la Confederación General del Trabajo (CGT), la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), la Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), la Intersindical-CSC (I-CSC), la Confederación Intersindical, el Sindicato de Comisiones de Base (CO.BAS) y el Sindicato Alternativa Sindical de Trabajadores (AST).

La IAC considera un "insulto" los paros laborales de dos horas avalados por CC.OO y UGT, y lamenta que organizaciones sindicales mayoritarias recorten el derecho a huelga convocando los paros, puesto que sostiene que éste se trata de una de las principales herramientas de protesta sindical.

Para la portavoz de la IAC, Assumpta Barbens, una huelga general de 24 horas permite dar "más visibilidad al movimiento feminista".

Por su parte, Pacheco y Ros han evitado criticar la convocatoria de otras organizaciones, y han reivindicado que lo importante es sumar el máximo de fuerzas posible durante este jueves.

No obstante ambos han apuntado que los paros parciales se adaptan de manera "más realista" al mercado laboral catalán y que por ello los prefirieron, con la intención de aglutinar a cuantas más trabajadoras mejor.

RECHAZO PATRONAL

Pese al consenso sindical en la convocatoria de una huelga laboral feminista, aunque no en cómo se materializa ésta, diferentes patronales la han rechazado y han argumentado que no es la mejor forma para reivindicar la discriminación hacia las mujeres en el trabajo.

El presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, ha sostenido que su organización no está de acuerdo con esta convocatoria y ha valorado que se trata más de una huelga social y política que de una laboral.

Para Gay de Montellà, las huelgas se tienen que justificar por razones económicas, lo que considera que no se da en esta convocatoria, aunque el presidente rechaza la brecha salarial entre mujeres y hombres.

Por su parte, la directora de Relaciones Laborales y Negociación Colectiva de Pimec, Elena de Campa, ha confiado en la sensibilización para superar la desigualdad de género existente en el mercado laboral porque con una huelga como ésta se "avanza de espaldas a la empresa".

En la misma línea se ha mostrado Cecot, que cree que esta movilización "ni siquiera ayudará a resolver las situaciones de desigualdad y de discriminación", y que la mejor herramienta para ello es el diálogo social.