Tarsem Singh teje en 'The fall' una cosmopolita historia de aventuras a través de la inocencia de una niña

Actualizado 05/10/2007 18:40:08 CET

SITGES (BARCELONA), 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director de origen indio Tarsem Singh, autor de 'La celda' y el famoso videoclip de REM 'Losing my religion', teje en 'The fall' una historia de aventuras rodada en más de una veintena de países durante cuatro años, cuyo motor es la imaginación de una inocente niña.

Proyectada en la Sección Oficial Fantastic del Festival de Sitges, 'The fall' cuenta la historia de Roy (Lee Pace), un especialista de cine de los años 20 que, tras sufrir una caída, queda hospitalizado. En la residencia entabla amistad con una niña de cinco años (Catinca Uncaru), con la que llega a un extraño pacto: él le explicará un cuento a cambio de que ella le consiga morfina.

Mezclando los dos planos, el real y el imaginario, el cuento narra la historia de un grupo de hombres, entre los que se encuentra el científico Charles Darwin, que luchan contra el gobernador español Odio, que los ha confinado en una isla. La historia, motivada por la depresión del especialista, va tomando un cariz dramático que la niña no está dispuesta a tolerar.

Los paisajes que aparecen a lo largo del metraje de la película son espectaculares y recuerdan a los de films de Yang Zhimou para evocar la epopéyica búsqueda de esta película, basada en un film búlgaro de 1981, 'Yo ho ho', de Valeri Petrov.

Tarsem Singh aseguró hoy en Sitges que era muy importante hallar a la niña adecuada para el papel de Alexandria y que encontró en Rumanía a Catinca, en la que descubrió "la inocencia" para mover la película. Además, explicó, al inicio del rodaje la niña no conocía el inglés, lo que provocó que no entendiera el concepto del film.

El director reconoció que no fue un "rodaje fácil", debido en gran parte a las múltiples localizaciones de la película y a que costó que la niña entendiera "el significado" del film. Singh admitió que "si la niña no gusta, es como ver un reportaje del Discovery Channel".

Singh explicó que prefirió situar la historia del hospital --había pensado en Christopher Reeve para el papel de Roy-- en los años 20 porque si la hubiera ambientado en una época más contemporánea "se habría encasillado en un género", una cuestión que evitó a toda costa con "los años del pre-cine, donde podía jugar con todo".

El director de 'La celda' admitió que al principio la historia tenía un cariz "más oscuro", pero que luego la niña fue dictando el acontecer de las escenas convirtiéndola en "más transparente y con mucho lenguaje corporal". Tarsem Singh espera conseguir transmitir "emociones" al espectador.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies