Sitúan a tres acusados en el grupo que agredió a Isanta con una barra de hierro cuando intentaba pacificar

Actualizado 05/10/2007 21:54:25 CET

Otra testigo, menor de edad, afirma que los agresores querían "matar a todos los catalufos" y dice que la han amenazado de muerte

BARCELONA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una testigo que presenció la agresión mortal sufrida por Josep Maria Isanta en las fiestas de la Patum de Berga (Barcelona) de 2005 señaló a tres de los nueve adultos acusados como miembros del grupo atacante y afirmó que le golpearon con una barra de hierro cuando él intentaba calmar los ánimos, rodeándole acto seguido para continuar agrediéndole e impidiendo que pudieran auxiliarle.

La cuarta sesión del juicio por la agresión multitudinaria ocurrida la madrugada del 28 de mayo en Berga, cuando murió apuñalado Isanta y otras 12 personas resultaron heridas --dos de ellas por arma blanca--, fue la primera que arrojó algo de luz sobre el ataque que sufrió el joven de 22 años, después de que comparecieran ante la Sección Séptima de la Audiencia un total de 11 testigos protegidos, que declararon ocultos tras una mampara.

Una de ellas, amiga de Josep Maria Isanta, aseguró esta tarde que Raúl B.B. --miembro del clan de 'Los Catoños'--, Pablo Enrique M.V. y Santiago S.P. formaban parte del grupo agresor, al que definió como "la típica gente de Berga que siempre la estaban liando". Según dijo, pudo ver cómo empezaban a golpear a unos jóvenes de Sabadell (Barcelona), uno de los cuales declaró ayer como testigo e identificó como agresores a Pablo Enrique M.V. y a Santiago S.P.

La joven relató que el grupo atacante, formado tanto por adultos como por menores de edad, centró su furia contra Josep Maria Isanta cuando él intentaba calmar los ánimos. "Él decía: 'Por favor, tengamos la fiesta en paz, estamos de fiesta, dejadlo ya'", recordó la testigo. Los atacantes, lejos de cejar en su empeño, le golpearon con una barra de hierro en la cabeza, por lo que la víctima cayó desplomada al suelo.

Entonces, según la testigo, una parte del grupo --unas diez personas-- le rodeó y empezó a golpearle, mientras el resto se situaba alrededor de los agresores para impedir que alguien pudiera entrar en el círculo y socorrer al joven. "El grupo siempre se mantenía junto y cuando venía alguien a ayudar al que estaba dentro se movían dos metros para pegar al que venía a ayudar", señaló.

La joven no pudo ver quién agredía a Isanta, pero aseguró que Raúl B.B., Pablo Enrique M.V., Santiago S.P. y los menores C.V.J. y N.D.A.C. eran miembros del grupo agresor y que éste último, incluso, les amenazó "a todos" con una navaja mientras les decía: "Iros de aquí, que os vamos a matar catalanes". "Canto por mis amigos, que os van a matar", añadió supuestamente Santiago S.P., mientras Raúl B.B. y el menor condenado D.C.A. se abrazaban entre risas.

Durante la sesión de hoy también declaró una testigo menor de edad, quien presenció e intentó evitar que los atacantes --entre los que reconoció a Pablo Enrique M.V., a C.V.J. y a Raúl B.B.-- agredieran a un miembro de uno de los grupos que tocó en el concierto de la Patum. La declarante explicó que durante el ataque oyó "un montón de insultos", entre ellos "catalufos de mierda" y "hippies" y afirmó que "todo Berga" pudo oír que decían: "Vamos a matar a todos los catalufos".

Según la versión de la menor, cuando se metió dentro del círculo que estaba agrediendo a la víctima, Pablo Enrique M.V. la agarró del pelo para que no se metiese en la "pelea", momento en que pudo ver que llevaba una navaja en la otra mano. La testigo relató que, en total, vio "entre dos o tres navajas" y que le pareció que una estaba manchada de sangre, aunque no pudo precisar quién y dónde la llevaba.

La menor explicó que todos los agresores, un grupo de "20 ó 30" personas, atacaban al joven dándole patadas y puñetazos, aunque Pablo Enrique M.V. fue "el que se pasó más" porque "estaba más histérico". La joven acabó su declaración relatando, entre lágrimas, que desde que ocurrieron los hechos ha recibido amenazas de muerte para evitar que testifique en contra de los acusados y que, incluso, han llegado a agredirla e insultarla, por lo que ha tenido que presentar una denuncia.

"ESTOY SEGURO DE QUE AQUEL DÍA VOLVÍ A NACER".

El joven al que la menor defendió, por su parte, explicó hoy que el grupo --en el que situó a Pablo Enrique M.V., a Antonio S.F., a Raúl B.B. y a Augusto Felipe M.Q.-- le persiguió y le arrinconó junto a un contenedor. Allí empezaron a darle patadas por todo el cuerpo, lo que alguno de ellos aprovechó para intentar apuñalarle siete u ocho veces "cerca de las piernas y del pecho", hasta que alguien pudo rescatarle del círculo de agresores.

"Yo estoy seguro de aquel día volví a nacer y miedo aún paso", señaló el joven. Él no pudo identificar a sus agresores, pero uno de sus amigos, que también declaró hoy, aseguró que Pablo Enrique M.V. fue quien le persiguió e intentó clavarle la navaja. El testigo, además, afirmó que Ridouan H. llevaba una valla que pretendía tirar contra los asistentes al concierto y que Raúl B.B. también formaba parte del grupo, que "se movía en diferentes direcciones y provocaba a la gente que había allí".

Otros testigo, quien acudió a celebrar la Patum con unos amigos, relató la agresión que sufrieron aquella noche, en que un grupo "innumerable" de personas "un poco folloneras" les persiguió y les dio "un montón de patadas y puñetazos". "Nos decían que nos fuésemos de Berga, que no éramos de allí", relató el joven, quien no vio que los atacantes utilizasen navajas, pero sí cinturones.

Otra de las jóvenes que aquella noche estaba en el lugar de los hechos declaró acerca de varias agresiones protagonizadas por el grupo atacante, formado, entre otros, por Raúl B.B., Antonio S.F., dos magrebíes y varios suramericanos, según su versión. La testigo aseguró que Pablo Enrique M.V. se acercó a un compañero suyo y le sacó una navaja, mientras que un joven con una camiseta del Barça --como la que llevaba Ridouan H.-- sacó otra cuando estaba junto a uno de los heridos por arma blanca.

La joven aseguró que vio a Santiago S.P., a Antonio S.F. y a Raúl B.B. agrediendo y señaló que los ataques eran "muy violentos". "Agredieron brutalmente, todos contra uno", afirmó. Según la testigo, "todas las personas que iban acercándose para rescatar a las personas que estaban siendo agredidas recibían también" por parte del grupo, formado tanto por adultos como por menores.

SÓLO UNA AMIGA DE RAÚL LE EXCULPA.

Todos los testigos corroboraron con sus declaraciones la tesis de la Fiscalía y de las acusaciones particulares --que consideran a los nueve acusados coautores del crimen de Isanta y mantienen que el grupo actuó de forma organizada--, excepto una amiga de Raúl B.B., quien aseguró que el joven no pudo participar en la agresión multitudinaria porque "no le pudo dar ni tiempo", ya que se marcharon del lugar de los hechos antes de que se iniciara la trifulca.

Según la joven, el procesado estuvo con ella mientras se desarrolló la agresión, y sólo "le acusan por el nombre que tiene en el pueblo" (refiriéndose a su pertenencia al clan de 'Los Catoños'). "No puede ser que una persona se parta en dos y que un persona esté conmigo y pueda estar en otros lados", señaló entre lágrimas. "Yo siempre digo que si él --Josep Maria Isanta-- pudiera levantar la cabeza esto se aclararía porque se llevaba bien con Raúl", afirmó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies