S&P espera más cambios en España porque ve las exportaciones insuficientes para salir de la crisis

M. Fernández (S&P), C.Ventura (Banco Sabadell), J.Sicilia (BBVA) y P.Triana
EUROPA PRESS
Actualizado 27/11/2012 13:10:30 CET

El proceso de desapalancamiento puede durar una década, según BBVA

BARCELONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La directora de ratings soberanos de Standard & Poor's (S&P), Myriam Fernández de Heredia, ha alertado de que la exportación "por sí sola no va a permitir a la economía española crecer", ya que supone el 30% del PIB, y el 70% es mercado interno, que sigue contraído en consumo e inversión, por lo que la agencia mantiene la perspectiva negativa de su rating a España.

En una sesión de Esade sobre el desapalancamiento de la economía española, ha señalado que no se trata de una crisis fiscal porque las cuentas públicas españolas estaban saneadas antes de la crisis, sino de una crisis de balanza de pagos, porque había acceso fácil a mucho dinero y barato en el exterior.

Ha considerado que "llevará años" reducir el stock de deuda externa, y esto puede drenar el crecimiento de la economía española, que se debe compensar con otros elementos, como está pasando con las exportaciones, pero a las que se les deben añadir más palancas para el consumo y la demanda interior.

Preguntada por la afectación al rating si España pide el rescate a Europa, ha afirmado que no tendrá impacto en la calificación crediticia del país porque ya se descontó cuando España pidió el crédito a Europa para reestructurar la banca, que recibirá en breve.

EUROPA TODAVÍA SÓLIDA

Ha añadido que S&P percibe voluntad por parte de las autoridades europeas de romper el vínculo entre deuda soberana y sistema financiero, y que la UE tiene voluntad de ayudar a los países con problemas, con mecanismos "a la altura de las circunstancias" mientras estos países ejecutan reformas estructurales.

Con todo, ha justificado la perspectiva negativa porque "hay incertidumbre sobre cuándo se pondrán en marcha las medidas y sobre los incentivos" de cumplimiento, a la vez que existe indeterminación sobre cuánto durará el proceso de aplicación, pero también ha afirmado que la calificación de los países de Europa es todavía sólida.

Para S&P, el riesgo a corto-medio plazo de una ruptura de la zona euro "ahora no existe", y respecto a la posible salida de Grecia, le otorga una baja probabilidad de 1 sobre 3, aunque sí ve probable que vuelva a reestructurar su deuda.

El economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia, ha coincidido con la representante de S&P en que el proceso de desapalancamiento será largo en España: "Puede durar una década, pero no quiere decir 10 años de recesión; ya ha empezado en el sector privado, y queda más camino por recorrer en el público".

Ha argumentado que el apalancamiento privado es serio, pero concentrado en el sector de la construcción, y el sector público también está tomando medidas, mientras que el sistema financiero está completando su reestructuración --ha pasado de provisiones por 45.000 millones de euros en 2008 a 112.000 en septiembre de 2012-- para volver a la normalización del crédito.

FINANCIACIÓN Y PRIORIDADES

Sicilia ha lamentado el muy difícil acceso a la financiación y su alto coste en los países periféricos de la eurozona, especialmente en momentos de debilidad de Europa, como las crisis con Grecia, y ha señalado a "una decisión política muy importante: en qué utilizar el endeudamiento actual, decidir qué es rentable y qué no, para poder salir antes de la crisis".

"Estos procesos están sobrediagnosticados sobre lo que se debe hacer; hay que hacerlo y cuando antes mejor; lo difícil es políticamente llevarlo a cabo", ha aseverado, en lo que ha considerado que supone un proceso doloroso pero necesario.

Ha ejemplificado que se debe impulsar el crecimiento de las pymes; que a la reforma laboral "le queda una vuelta de tuerca" para romper con la dualidad de la contratación, reducir los contratos temporales y favorecer la movilidad geográfica interna y externa; que la reforma financiera no se puede quedar a medias, porque ya está muy avanzada y se debe completar tras los errores del pasado, y que la consolidación fiscal avanza, pero debe seguir.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies