Sting estrena gira europea en Barcelona con un viaje al pasado y pequeñas dosis de su '57th & 9th'

 

Sting estrena gira europea en Barcelona con un viaje al pasado y pequeñas dosis de su '57th & 9th'

Sting en Barcelona
EUROPA PRESS
Publicado 21/03/2017 22:48:48CET

Antiguos y nuevos éxitos iluminan un concierto con las entradas agotadas

BARCELONA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cantante británico Sting ha estrenado la noche de este martes la gira europea de su último disco '57th & 9th tour' en un concierto en el Sant Jordi Club de Barcelona con una veintena de temas, conformando la mayoría de ellos un viaje al pasado con pequeñas dosis de presente de la mano de su último álbum.

Antes del arranque de los teloneros The Last Bandoleros y Joe Sumner, Sting ha dado el pistoletazo de salida con el nuevo 'Heading South On the Great North Road', y puntualmente a las 21 horas, ha arrancado con una declaración de intenciones en todo un llamamiento al pasado con la canción del trío de rock The Police, 'Synchronicity II', que el público ha celebrado.

Ante la grabación constante desde centenares de teléfonos móviles, el británico ha proseguido con otro clásico del trío de rock, 'Spritis in the material world', para dar paso a un mágico momento de gran interacción e intimidad con el público con 'Englishman in New York', que ha rebajado después con su nuevo y menos memorizado 'I can't stop thinking about you'.

Tras una breve intervención para presentar a su banda --entre ellos su hijo John--, el excantante y bajista de The Police ha continuado con la nueva 'One fine day' apuntalando después la animada 'She's too good for me', con la que ha hecho balancear a sus fans antes de tocar una 'lenta': 'I hung my head'.

En un concierto con las localidades agotadas --4.620 entradas vendidas--, Sting ha regalado una nostálgica 'Fields of gold' y ha mantenido la tensión con las nuevas canciones de su último disco 'Down, down, down' y 'Petrol head'.

CLÍMAX NOSTÁLGICO

El cantante ha alcanzado el clímax con 'Shape of my heart' sembrando un aplauso proporcional, ovación que no ha querido soltar al regalar el hit de The Police 'Message in a bottle' que ha enloquecido a sus fans, antes de interpretar el tema de David Bowie 'Ashes to ashes', al que ha seguido su canción inspirada en las muertes de Bowie y Prince, '50.000'.

Después de recalar en arenas norteamericanas directamente llegado desde Nueva York (Estados Unidos) y antes de saltar a Milán (Italia), el cantante ha encarrilado el final de su concierto con los clásicos de The Police 'Walking on the moon' y 'So lonely', que el público ha disfrutado saltando al unísono y también tarareando 'lo, lo, lo'.

Una sentida 'Desert Rose' ha hecho soñar a unos fans conscientes de estar arañando los últimos minutos de concierto, un público que sin duda ha esperado hasta el último momento la llegada de 'Roxanne', tema que, sin embargo, no ha puesto punto y final a la fiesta musical.

Superando la hora y media de concierto, han protagonizado el bis el bailongo 'Next to you', una esperada 'Every breath you take' y la banderilla final de 'Fragile' con todos los asistentes en plena disposición de acabar de saborear este finito concierto.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies