Denuncian la agresión de guardias urbanos a tres peruanos en Barcelona

Actualizado 24/10/2007 22:31:11 CET

BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Urbana y un juzgado de Barcelona están investigando la presunta agresión de varios agentes a tres personas, de origen peruano, después de un incidente de tráfico. Los tres peruanos quedaron detenidos por lesiones y atentado a la autoridad, pero estos acusan a los agentes de brutalidad policial.

Según adelantó 'TribunaLatina.com' y explicó a Europa Press una de las afectadas, la madrugada del 15 de octubre dos parejas de peruanos circulaban con su coche por la calle Roger de Llúria tras salir de un restaurante. Cerca de la confluencia entre la calle Dos de Maig y la plaza de les Glòries, tuvo un incidente con un ciclomotor, con el que colisionaron.

Sin embargo, la versión de la Guardia Urbana es bien distinta, ya que afirma que el turismo se saltó un semáforo en rojo y persiguió el ciclomotor hasta chocar con él y tirarlo al suelo.

Una patrulla vio lo sucedido y se acercó al lugar, pidiendo la documentación del vehículo. Pero, siempre según la Urbana, el conductor bajó y agredió al motorista.

A partir de ahí empezó un forcejeo entre los policías y los ocupantes del vehículo, por lo que llegaron refuerzos de la Guardia Urbana. Robinson, René y Jessyca terminaron detenidos por insultos y agresiones a los agentes, tres de los cuales resultaron lesionados.

En cambio, los tres detenidos aseguran que fueron objeto de múltiples golpes de porra cuando ya estaban esposados y de insultos racistas. Incluso, Gilda, la otra mujer que viajaba con ellos, pudo haber gravado con la cámara de video de su teléfono móvil parte de la agresión, pero un agente la vio y le quitó el aparato. Horas después se lo devolvió con el supuesto video borrado.

Los tres detenidos estuvieron dos días en los calabozos de la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra, tras lo que pasaron a disposición judicial.

Ahora su abogado ha presentado una denuncia contra la Policía Local. También el cónsul peruano en Barcelona, Miguel Palomino de la Gala, hizo gestiones para conocer lo ocurrido. Al día siguiente de la actuación policial, el segundo jefe de la Urbana se reunió con el representante peruano y le comunicó que se abriría un expediente informativo para delimitar responsabilidades.

Sin embargo, el cónsul peruano lamentó la atención de la Urbana y explicó que ha informado de lo sucedido al embajador en Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies