La Sydney Dance Company de Bonachela actúa por primera vez en Barcelona

Landforms, Espectáculo De Rafael Bonachela
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 5:13:13 CET

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sydney Dance Company visitará por primera vez el Mercat de les Flors desde este jueves hasta el domingo para presentar un espectáculo contemporáneo compuesto por dos coreografías de su director artístico, el catalán Rafael Bonachela, ha explicado este miércoles en rueda de prensa.

'6 Breaths' --'seis respiros'-- es una coreografía dividida en seis movimientos e interpretada por seis violonchelos y un piano que, como ha explicado Bonachela, está inspirada en una frase de la Biblia que "sugiere que el hombre y la mujer se crearon a partir de un respiro y acabaron siendo polvo".

Como ha dicho el coreógrafo, en 2010 acabaaron de "cristalizar la idea de una danza diferente inspirada en respuestas emocionales ante el paisaje", y de ahí surgió la segunda coreografía del espectáculo, 'Landforms', que gira entorno a la relación del ser humano con la tierra y el paisaje industrial.

Las dos coreografías han contado con la colaboración del compositor italiano Ezio Bosso, "fuente de inspiración fundamental" de los últimos trabajos de Bonachela.

TRES AÑOS DIRIGIENDO LA COMPAÑÍA

"La Sydney Dance es el equivalente a una compañía nacional australiana", ha explicado Bonachela, quien ha reconocido que desde que la dirige ha evolucionado de un carácter neoclásico a un perfil mucho más contemporáneo.

La formación nació en 1969 y se consolidó de la mano del coreógrafo australiano Graeme Murphy, quien la dirigió hasta 2007, dos años antes de que Bonachela tomase la riendas de la dirección artística.

Ésta es la primera vez que la compañía de Sydney actúa en el Mercat de les Flors, pero no Bonachela, quien sí ha visitado el teatro catalán en el pasado con su propia compañía afincada en Londres, Bonachela Dance Company.

Como ha explicado el director del teatro, Francesc Casadesús, "el trabajo que nos ofrece en esta ocasión el bailarín catalán es mucho más dulce que anteriores espectáculos, aunque mantiene la excelencia técnica de siempre".