Termina la protesta de Greenpeace en Tarragona por las "trabas" puestas por las autoridades

Actualizado 14/11/2007 22:46:30 CET

TARRAGONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La protesta de Greenpeace en el Puerto de Tarragona contra la política energética del gobierno y la subvención del uso del carbón terminó sobre las 21.00 horas con el descenso de los ocho activistas que quedaban en las grúas a las que se habían subido a las ocho de la mañana.

Dos horas antes habían depuesto su acción el otro grupo de cinco activistas que también desde primera hora de la mañana estaba montado en un montículo de carbón en la zona portuaria de Tarragona con una pancarta desplegada.

La protesta se terminó debido a las "múltiples trabas" que se han encontrado a lo largo de la jornada, según explicó Raquel Montón, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace.

Montón señaló que se detuvió "y no sólo se identificó como dice la Subdelegación del Gobierno", a diez personas --cinco periodistas y cinco ecologistas-- que estaban esta mañana en cuatro embarcaciones en el Puerto de Tarragona abordando el buque C. Summit, un carguero sudafricano que transportaba 145.000 toneladas de carbón.

Los ecologistas estaban pintando en su casco el lema 'El carbón destruye el clima'. Por esta acción, el barco tuvo que paralizar su tarea de descarga del combustible durante todo el día.

Después de la identificación de los activistas y periodistas, fueron dejados en libertad, aunque con diligencias abiertas por desobediencia a la autoridad y por haber producido daños en el buque, según la responsable de Greenpeace.

Además, los ecologistas no pueden salir de la zona en el barco en el que llegaron, el Arctic Sunrise, que se encuentra a unas dos millas de la costa, hasta que no abonen los 6.000 euros de fianza que ha impuesto Capitanía Marítima.

Por esta razón, los cinco activistas que, tras ser identificados, quisieron volver a él, tuvieron que hacerlo mediante lanchas-taxi de la autoridad portuaria que les cobró 150 euros por persona y 200 más por el desplazamiento, según explicó la responsable de Greenpeace.

La organización espera resolver durante el día de mañana el problema de la fianza del buque Arctic Sunrise para poder volver a navegar. Por otro lado, aseguran que el compromiso del gobierno en materia de política energética es "insuficiente" ya que se debe "acelerar" y "apostar por las energías renovables sin dar un balón de aire al carbón".

Greenpeace consideró que con la acción de hoy en Tarragona "se ha cumplido un objetivo que es el de dar el mensaje de que el carbón es uno de los principales culpables del cambio climático". Por ello, insistió en que "aunque la acción de hoy ya terminó, el grupo continuará con esta campaña que coincide con el encuentro de científicos internacionales en Valencia sobre el cambio climático".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies