Territorio y Sostenibilidad aumenta el presupuesto un 12,5% hasta los 1.563 millones en 2012

Lluís Recoder, En Una Comparecencia En El Parlament
EUROPA PRESS
Actualizado 25/01/2012 15:27:17 CET

El ramal de la L9 de la Zona Franca no se abrirá a los usuarios en 2014

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, ha presentado este miércoles en el Parlament el presupuesto de su departamento, que aumenta un 12,5% en comparación con 2011 y que alcanza los 1.563 millones de euros frente a los 1.389 del año anterior, 174 millones más.

"Crecemos, pero para pagar deuda", ha advertido el conseller, quien ha explicado que 629 millones de euros se dirigirán a pagar el método alemán, peajes a la sombra y la concesión de la L9 de Metro.

Ha criticado que el 40% de las cuentas esté "hipotecado por estos pagos como consecuencia de una peligrosa política de financiación que ha llevado también a una posición muy peligrosa".

Por ello, ha considerado que se trata de unos presupuestos realistas y austeros como consecuencia de esta "mochila de deuda" que el Govern arrastra, pero ha asegurado que el objetivo es mantener la cohesión social.

El presupuesto consolidado, incluyendo las entidades adscritas --como Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) o la Agencia Catalana del Agua (ACA)-- asciende a 4.027 millones de euros, una cifra similar a las anteriores cuentas.

Según Recoder, la principal partida se la lleva el transporte público con 1.984 millones de euros, a la vez que ha recordado que mientras el Gobierno sólo aporta 112 millones frente a los 184 de 2010, la Generalitat ha subido hasta los 300 su aportación a la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM).

LA "LOZA" DE LA L9

El conseller ha anunciado que el calendario de la L9 de Metro se debe replantear, por lo que se mantiene la conexión con el Aeropuerto de Barcelona en 2014, pero cae de las previsiones abrir el ramal de la Zona Franca.

Así, se utilizará este tramo para acceder a las cocheras, aunque queda pendiente el servicio de viajeros, para el que todavía no hay calendario porque el Govern quiere esperar a que "pase la tormenta".

Recoder ha considerado que la L9 es "la loza económica más importante del Govern" y que refleja los excesos cometidos en la edad de oro de las infraestructuras.

"La L9 era y continúa siendo necesaria, pero su sobrecoste la hacen inalcanzable en los plazos marcados", ha indicado, a la vez que ha criticado la imprudencia del anterior gobierno tripartito de querer acabar esta infraestructura a cualquier precio a través de pagos diferidos.

Esta línea ha pasado de un coste de 6.927 millones de euros, de los que sólo se han pagado 2.300, a más de 16.000 millones, de los que todavía se deben 14.000.

FGC SABADELL Y TERRASSA

Las otras dos grandes obras a las que se ha referido el conseller son las de FGC en Terrassa y Sabadell, financiadas no a través de una concesión, sino de dos métodos alemanes.

En el caso de Terrassa, se han ejecutado 276 millones de euros (65%) de los 427, pero tan sólo se ha pagado un 18%, unos 78 millones de euros; mientras que en el caso de Sabadell, se han ejecutado 141 millones (33%) de los 421, aunque sólo se han pagado 47 millones, un 11%.

Ambas obras quedarán paradas hasta que Ifercat redacte un plan de financiación, para el que no hay calendario, pero el conseller ha mantenido las previsiones de finalizar las obras en Terrassa en 2013 o en la legislatura y en 2015 las de Sabadell.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies