Un testigo sitúa a dos acusados en la agresión multitudinaria de Berga y dice que el grupo atacaba impidiendo el auxilio

Actualizado 04/10/2007 21:30:10 CET

BARCELONA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un testigo presencial de la agresión multitudinaria ocurrida en las fiestas de la Patum de Berga (Barcelona) de 2005 señaló hoy a dos de los nueve adultos acusados como miembros del grupo agresor y explicó que los atacantes rodeaban a cada una de sus víctimas "en círculo" y les golpeaban con gran violencia, "todos contra uno", impidiendo que nadie pudiera auxiliarles.

La tercera sesión del juicio por la agresión ocurrida la madrugada del 28 de mayo de 2005 en Berga, cuando murió apuñalado el joven de 22 años Josep Maria Isanta, no aportó demasiada información sobre lo sucedido, ya que los siete menores que estaban citados como testigos se acogieron a su derecho a no declarar por haber sido condenados por los mismos hechos.

El joven que declaró hoy, que vio cómo agredían a tres amigos suyos cuando estaban esperando a que empezase el concierto alternativo de la Patum, confirmó las ruedas de reconocimiento que hizo en su día, en las que identificó a Pablo Enrique M.V. como portador de una navaja y a Santiago S.P. como uno de los agresores.

Respecto a este último, el testigo, David P.L., explicó que le vio armado con un palo y en actitud "amenazadora", aunque no estaba desde un principio en la trifulca, sino que se unió más tarde a ella. El joven, vecino de Sabadell (Barcelona) concretó que había también "cuatro o cinco menores" de origen suramericano en el grupo atacante.

"SIN CAMISETA Y LLENO DE SANGRE".

David P.L. relató que cuando estaba junto a sus amigos delante del escenario vio pasar a un grupo de "entre 10 y 15 personas" que iban "corriendo y dando golpes". En un momento dado, el grupo pasó por su lado y empezó a agredir a su amigo Ismael, por lo que el testigo y sus compañeros acudieron a auxiliarle.

Sin embargo, uno de los atacantes se giró y les enseñó una navaja, impidiendo que pudieran ayudar a la víctima. Acto seguido, el grupo concentró su furia en otro de sus amigos, Carles, y cuando un cuarto joven, Xavier, intentó separarlos, le rodearon y empezaron a golpearle a él.

"Yo intentaba sacar a mi amigo, pero estaban rodeándole y no me dejaban", recordó David P.L., quien añadió: "De repente, me cayó en los pies, sin camiseta y lleno de sangre, y me lo llevé corriendo". Según el testigo, los agresores "le tiraron al suelo, le dieron patadas y le arrancaron la camiseta".

"Él entró ahí sin ninguna herida y salió con un navajazo en la espalda", afirmó David P.L., quien aseguró que el grupo de agresores atacaba "siempre en grupo, rodeando a la gente en círculo, todos contra uno", sin permitir a sus amigos que les auxiliasen.

David P.L. corroboró así la tesis de la Fiscalía y de las acusaciones particulares, que consideran a los nueve acusados coautores del crimen de Isanta y mantienen que el grupo actuó de forma organizada, ya que mientras unos presuntamente atacaban, los otros impedían que las víctimas recibieran ayuda.

Los nueve adultos acusados se enfrentan a penas que oscilan entre los 48 años y medio y los 53 años y medio de cárcel por la muerte de Josep Maria Isanta, que la Fiscalía considera un homicidio, y por las lesiones y amenazas que padecieron 12 personas, dos de las cuales resultaron heridas por arma blanca. Las acusaciones particulares, sin embargo, pretenden que la muerte del joven sea considerada asesinato.

PIDEN AL TESTIGO QUE SE EXPRESE EN CASTELLANO.

David P.L. compartió su protagonismo con la presidenta de la Sección Séptima de la Audiencia, Ana Ingelmo, quien al principio de su declaración le rogó que se expresase en castellano porque dos de los acusados no entienden el catalán, a lo que David P.L. accedió.

La petición, sin embargo, no fue bien recibida por los abogados de la acusación particular, que formularon la correspondiente protesta. En previsión de que los testigos que comparecerán a partir de mañana prefieran expresarse en catalán, Ingelmo solicitó hoy de oficio un traductor para que los acusados estén al tanto en todo momento de las declaraciones, según informaron a Europa Press fuentes judiciales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies