Torrent irá a Ginebra para llevar a la ONU la "vulneración de derechos" por parte del Estado

El presidente del Parlament de Catalunya, Roger Torrent
Europa Press - Archivo
Actualizado 17/04/2018 11:05:07 CET

   BARCELONA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlament, Roger Torrent, se reunirá este miércoles y jueves en Ginebra (Suiza) con miembros de la ONU para "denunciar la vulneración de derechos fundamentales" por parte del Estado.

Según fuentes parlamentarias, el objetivo de Torrent es defender los derechos políticos de todos los diputados y "denunciar las injerencias ilegítimas del Estado" en el Parlament.

Torrent ha tomado esta decisión después de haber propuesto a tres candidatos a la investidura --Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull (JxCat)-- y que ninguno de ellos haya podido ser elegido tras decisiones del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional.

Puigdemont no se sometió a ningún debate de investidura porque el TC señaló que debía estar presente en el pleno y obtener un permiso judicial, mientras que en el caso de Jordi Sànchez fue el TS el que le denegó el permiso para acudir al pleno o comparecer mediante videoconferencia.

Con Jordi Turull la situación fue distinta, ya que sí pudo someterse a una primera votación de investidura que no superó porque no obtuvo los apoyos necesarios, pero no pudo acudir a la segunda votación, programada para 48 horas después, porque fue encarcelado.

Torrent considera que esta situación es inadmisible y por ello acudirá a Ginebra para exponerla ante miembros de la ONU.

RESOLUCIÓN DE LA ONU

Tras la negativa a poder ser investido, Jordi Sànchez llevó su caso precisamente a la ONU, que respondió dictando unas medidas cautelares dirigidas al Estado en las que exigía que garantizara todos los derechos políticos del diputado.

Torrent quiere hablar de este asunto con los miembros de la ONU con los que se reunirá, para alertarlos de que el Estado "ha contravenido la resolución" de Naciones Unidas al rechazar la investidura de Sànchez.

Se da la circunstancia de que en Ginebra residen dos exdiputadas del Parlament, que son la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la 'cupaire' Anna Gabriel, que rechazaron comparecer ante el TS y se desplazaron a la ciudad suiza.