Torrent ve "inconcebible" que Llarena pueda denegar a Jordi Sànchez ir al Parlament

El presidente del Parlament, Roger Torrent, asistido por el secretario general
Europa Press - Archivo
Publicado 12/04/2018 10:41:20CET

   Dice que no hay diálogo con Moncloa y pide hacer política y "hablar mucho"

   BARCELONA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha defendido que el expresidente de la ANC y diputado de JxCat, Jordi Sànchez, sea candidato a la Presidencia de la Generalitat, y ha considerado "inconcebible que el magistrado [Pablo Llarena] no hiciera caso a la legalidad internacional y a las medidas cautelares que plantea el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas".

   Así se ha referido en una entrevista de Cadena Ser recogida por Europa Press a la petición hecha por Sànchez al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena para que lo deje acudir al pleno de investidura previsto para este viernes, puesto que el diputado se encuentra en prisión preventiva mientras se lo investiga por presunta sedición.

   Torrent ha insistido en que la ONU ha pedido respetar "el derecho a sufragio activo, de poder votar, y pasivo, es decir, de poder ser votado y desempeñar las atribuciones que se deriven del cargo por el que se es elegido".

   Por ello, espera "que mañana Jordi Sànchez, como todos los diputados de la Cámara, pueda ir al Parlament" para someterse al debate de investidura.

   No ha aclarado si suspenderá el pleno en caso de que el Supremo deniegue a Sànchez la posibilidad de ir al pleno, pero ha rechazado proponer a otro candidato porque el actual "lo propuso la mayoría de los diputados".

   "El presidente de la Generalitat no lo va a decidir un juez, un tribunal ni un despacho de un ministro a 600 kilómetros de distancia del Parlament. Lo van a decidir los ciudadanos de Catalunya a través de sus representantes", ha sentenciado.

APOYOS SUFICIENTES

   Ha criticado que pedir a un candidato que no tenga causas judiciales abiertas "es el argumento que plantea recurrentemente el Gobierno del Estado", y ha defendido que el presidente de la Generalitat tendría que ser quien cuente con los apoyos suficientes para ser investido.

   Al preguntársele si tiene contacto con La Moncloa --pidió por carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, una reunión tras ser nombrado--, ha dicho que no, aunque está "siempre abierto" a ello.

   En este sentido, ha subrayado que el proceso soberanista es político y tiene que tener soluciones políticas: "Es la hora de la política, de hablar y de hablar mucho".

   "La situación actual se tiene que resolver con política y no con el Código Penal, que puede aplicarse a una, dos o tres personas elegidas, pero no a dos millones de catalanes", ha añadido.

Contador