Torres-Dulce dice que no hay fiscales "amotinados" y que la Fiscalía no sigue órdenes

Eduardo Torres-Dulce
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 20/11/2014 17:20:09 CET

Le preocupa la existencia de "discrepancias" entre fiscales

   MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha afirmado que es una exageración y una falta de veracidad decir que hay "fiscales rebeldes o amotinados".

   Ha considerado que la querella sobre el proceso participativo del 9N ha demostrado que la Fiscalía no actúa a golpe de orden sino a través de un debate jurídico.

   Al ser preguntado en el Senado sobre las discrepancias con la Fiscalía Superior de Catalunya por las responsabilidades penales derivadas de la consulta del 9N, Torres-Dulce ha afirmado que han mostrado una disparidad de criterio respecto a la Fiscalía General y la Junta de Fiscales de Sala "ha decidido que era procedente la orden" que el dio al fiscal superior, José María Romero de Tejada.

   "En todo este proceso, lo único que me ha preocupado es que se cumplan los principios que ordenan la actividad del Ministerio Fiscal escrupulosamente, oír primero siempre a los fiscales, sujetarse a la legalidad, comportarse con imparcialidad y que funcionen los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica", ha reconocido.

   Dicho esto, Torres-Dulce ha confesado que le preocupaba también que hubiera "decisiones contradictorias" en el seno de las Fiscalías y este aspecto se ha solventado con el informe de la Junta de Fiscales de Sala reunida este miércoles.

RECUERDA EL PRINCIPIO DE DEPENDENCIA JERÁRQUICA

   A su juicio, la institución del Ministerio Público ha funcionado con absoluta normalidad de acuerdo a sus Estatutos de funcionamiento y su actuación "refuerza la idea de que no funciona a golpe de orden, sino de debate previo, jurídico".

   "Y al final el principio de dependencia jerárquica, los fiscales jefes y el fiscal general del Estado toman las decisiones ajustadas al Estado de Derecho", ha remachado.

   Al ser preguntado sobre las manifestaciones de la presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, dando por hecha la presentación de la querella y de dirigentes nacionalistas criticando esta acción, Torres-Dulce ha dicho respetar "extraordinariamente" las opiniones y críticas de los políticos y ha evitado valorarlas.

   Además, ha remarcado que la querella contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y otros responsables del Govern todavía no se ha presentado en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya y ha evitado hacer comentarios sobre su extensión o contenido "hasta que no se haga efectiva" ante los jueces, que deberán decidir sobre ella.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies