Los trabajadores públicos han perdido el 16% de poder adquisitivo desde 2010, según CC.OO.

Rueda de prensa de CC.OO.
EUROPA PRESS
Publicado 02/02/2018 12:37:41CET

   El sindicato también critica precariedad y pérdida de derechos tras la crisis

   BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los trabajadores catalanes del sector público han perdido el 16% de su poder adquisitivo desde 2010, como consecuencia de los recortes impuestos como respuesta a la crisis, según ha informado CC.OO. este viernes en rueda de prensa.

   El sindicato ha señalado que los trabajadores de este sector no solo han visto como sus retribuciones iban perdiendo capacidad, sino que también empeorado sus condiciones laborales, como se puede observar, por ejemplo, en el aumento de la temporalidad del 26% a raíz de la crisis.

   Es por ello que CC.OO. ha puesto en marcha una campaña para revertir la precarización de los servicios públicos, que la organización ha defendido que no solo afecta directamente a los trabajadores, sino también a la ciudadanía que los recibe con una calidad peor.

   La secretaria de Acción Sindical de CC.OO. de Catalunya, Cristina Torre, ha explicado que esta campaña busca poner el foco en la recuperación de la ocupación en el sector público, puesto que desde el año 2010 no se producen incorporaciones y tan sólo se permiten tasas de reposición limitadas, de los salarios y las condiciones laborales que sus empleados tienen, y de derechos como la negociación colectiva.

   "Defendemos unos servicios públicos de calidad y parar las privatizaciones. Son derechos de la ciudadanía, no solo de los trabajadores públicos", ha sostenido.

   Para el secretario general de la federación de Servicios a la Ciudadanía, Manolo Fages, el empobrecimiento de los servicios públicos no se debe a una falta de recursos, sino que no hay voluntad política para evitarlo, y como muestra de ello ha indicado que tanto las comunidades autónomas como las administraciones locales no tuvieron déficit durante 2017 y registraron un superávit del 0,11% y el 0,6%, respectivamente.

BRECHA DE GÉNERO

   El sindicato también ha denunciado que la brecha de género no es exclusiva en el sector privado, sino que también se produce en el público, tanto en la representatividad que tienen las mujeres como en los salarios que perciben.

   Así, Fages ha señalado que de los 120.000 trabajadores de los cuerpos generales que constituyen la administración catalana, 108.000 son mujeres y 45.000 son hombres, mientras que, entre los cargos directivos, que son un total de 184, tan solo 62 de éstos recaen sobre ellas.

   En referencia a los salarios públicos, pese a que éstos están más regulados que en el sector privado, el género influye en los complementos que éstas pueden recibir, puesto que vienen determinados por factores como la progresión, los resultados obtenidos y la prestación de servicios extraordinarios, lo que se ve afectado por la conciliación de la vida familiar y laboral, y el cuidado de menores, que continúa recayendo más sobre ellas.

   Para visibilizar esta discriminación, Comisiones Obreras, junto con UGT, ha convocado una huelga laboral para el 8 de marzo, el día internacional de la mujer trabajadora, en la que han llamado a hacer paros de dos horas en cada turno.