El tramo Vandellòs-Tarragona del Corredor del Mediterráneo entrará en 2018 en fase de pruebas

 

El tramo Vandellòs-Tarragona del Corredor del Mediterráneo entrará en 2018 en fase de pruebas

Íñigo de la Serna inaugura la Mesa Corredor Mediterráneo (ARCHIVO)
Europa Press
Publicado 02/06/2017 21:00:57CET

   TARRAGONA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Fomento prevé que la nueva variante ferroviaria Vandellòs-Tarragona del Corredor del Mediterráneo entre en enero de 2018 en fase de pruebas y homologaciones de la variante, antes de su explotación, ha informado este viernes el Ministerio en un comunicado.

   El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha visitado este viernes las obras de la nueva variante y ha supervisado a bordo de un tren laboratorio de Adif el avance de los trabajos de ejecución de la infraestructura y de montaje de la superestructura.

   La puesta en marcha del tramo, que inicialmente tendrá doble vía en ancho ibérico, aumentará significativamente la capacidad y operatividad para todo tipo de tráficos en un tramo equipado actualmente con vía única.

   Esto supondrá ventajas como la reducción de 30 minutos en el tiempo de viaje por ferrocarril entre Barcelona y Valencia, y también permitirá eliminar el actual trazado en vía única por la zona costera del sur de Tarragona con los consiguientes beneficios de seguridad y permeabilidad del ferrocarril.

   De la Serna ha anunciado que, una vez entre en servicio, se comenzará a trabajar en su adaptación del tramo Vandellòs-Tarragona al ancho estándar, lo que se hará de forma progresiva en los diferentes tramos del Corredor Mediterráneo, de forma que pasajeros y mercancías puedan transitar por todo el trayecto sin interrupción.

   Así, el tramo Valencia-Castellón --donde en estos momentos la vía en tercer hilo se encuentra en fase de pruebas--, una vez entre en servicio, comenzarán las obras para incluir el tercer hilo en la otra vía de ancho ibérico.

   A esto, se añadirá la ejecución en ancho internacional del trayecto Castellón-Vandellòs y Vandellòs-Tarragona, una vez que entren en servicio las dos vías con tercer hilo en el tramo Vilaseca-Castellbisbal.

650 MILLONES DE INVERSIÓN

   La nueva variante, que ha supuesto una inversión estimada de 650 millones de euros, generará "importantes beneficios para los servicios de viajeros que circulan por el sur de Catalunya y el eje de Levante", fomentando el desarrollo de una zona socioeconómicamente estratégica.

   El Ministerio también ha destacado que supone una "pieza clave" para desarrollo del Corredor Mediterráneo, un proyecto estratégico por su elevado interés socioeconómico, al que Fomento ha destinado hasta la fecha 13.500 millones de los 17.000 de inversión estimada, presupuestando para 2017 una partida de 715 millones.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies