El trasvase de la marca de fabricante a la de distribución destruye 53.600 empleos en España

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Según un estudio de Promarca

El trasvase de la marca de fabricante a la de distribución destruye 53.600 empleos en España

332957.1.644.368.20161121182227
Vídeo de la noticia
Publicado 21/11/2016 18:22:27CET

El Estado ha dejado de ingresar 967 millones en impuestos

BARCELONA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El trasvase de la marca de fabricante, que emplea a más de un millón de personas, a la marca de distribución ha supuesto entre 2008 y 2014 la destrucción de 53.600 puestos de trabajo en España, pese al repunte registrado en 2011.

Ésta es una de las principales conclusiones del estudio 'Impacto económico y social de las Marcas de Fabricante', elaborado por Esade Brand Institute y que tiene como objetivo cuantificar el papel de los fabricantes como motor de crecimiento y generación de valor para los mercados y la sociedad.

Según este estudio, presentado por el presidente de Promarca, Ignacio Larracoechea, y la profesora del Departamento de Dirección de Marketing de Esade, Ana Varela, este trasvase también ha motivado que las marcas de fabricante hayan reducido su contribución en impuestos al Estado, que ha dejado de ingresar 967 millones de euros en los últimos tres años.

Pese a esta caída, las marcas de fabricante siguen aportando más de 9.000 millones de euros en impuestos, lo que supone el 5,7% del total tributado y cinco veces más que las marcas de distribución.

Varela también ha destacado que, como consecuencia del trasvase, también se ha producido una desinversión neta en investigación y desarrollo de 133 millones, un 37,7% menos sobre el valor inicial.

Y es que las marcas de fabricante copan un 76% de la inversión total en este concepto, mientras que las de distribución representan el 24% restante, y aunque las marcas de distribución han aumentado sus ventas, este repunte no se traduce en mayores inversiones en I+D.

Así, las marcas de fabricante aportaron 12 veces más valor en 2014 a los bienes y servicios durante el proceso productivo que las empresas proveedoras de marcas de distribución, si bien el trasvase desde la marca de fabricante hacia la marca de la distribución ha comportado recortes en partidas como el empleo, los impuestos y la inversión en I+D.

LAS EXPORTACIONES COMO SALIDA

Entre 2008 y 2014, la industria de gran consumo ha registrado una pérdida de valor añadido de 1.803 millones de euros, aunque las marcas de fabricante suponen una contribución del 7,4% del PIB, cuatro veces más que las de distribución.

Para hacer frente a la ralentización de las ventas en España, las marcas del gran consumo han apostado por los mercados exteriores, lo que les ha permitido incrementar su aportación al PIB en un 1,1 puntos, alcanzando el 9% --7,4% fabricante y 1,6% distribución--, ya que sin las exportaciones el peso sobre el total del PIB se reduciría en las marcas de fabricante, situándose en un 4,9%, mientras que las de distribución se mantendrían en un 1,6%.

Según el estudio, si la industria del gran consumo ha mantenido su competitividad es gracias a las marcas de fabricante, ya que suponen uno de cada nueve bienes exportados por España.

En los últimos años, el crecimiento de las exportaciones de las marcas de fabricante ha sido constante, aumentando en casi 6.000 millones de euros durante el periodo 2010-2014, y alcanzando el 92% de las exportaciones del sector y un 10,9% del total exportado por España.

MAYOR PROTECCIÓN

En declaraciones a los medios, Larracoechea ha explicado que el consumo se ha desplazado durante la crisis, pero las grandes marcas también han sabido adaptarse a la coyuntura con grandes promociones y descuentos en la segunda unidad, por ejemplo, y han seguido apostando por la innovación, ya que el 90% de los productos nuevos de los lineales vienen de marcas de fabricante.

Preguntado sobre si las marcas de fabricante deberían estar mejor protegidas ante los productos de las marcas blancas, ha sostenido que el distribuidor reclama con nueve meses de antelación a los fabricantes los nuevos productos: "Se trata de información privilegiada que el distribuidor no debería utilizar para su marca. Es una práctica inaceptable".

Sobre el hecho de que primeras marcas también producen para las marcas de distribuidores, no ha entrado a valorar la estrategia de cada operador, pero ha indicado que sólo el 9% de los productos de marca blanca que se encuentran en los lineales de los supermercados son fabricados por marcas líderes.

Promarca es una asociación que engloba a la mayor parte de los fabricantes de marcas líderes de alimentación, bebidas, droguería y perfumería de España, y Larracoechea ha indicado que prevé que el conjunto de empresas asociadas facturen unos 24.000 millones de euros este 2016, un 2% más que el año pasado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies