Trias (CiU) ve agotado el "modelo socialista" del Gobierno barcelonés

EP
Actualizado 19/05/2008 15:13:31 CET

BARCELONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del grupo de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, vio hoy agotado el "modelo socialista" del bipartito del Gobierno municipal, que forman en minoría PSC e ICV, al caracterizarse por la "falta de estrategia y de consenso", cuando se cumple casi un año de esta legislatura.

En una rueda de prensa en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) para hacer balance del último año, Trias se mostró convencido de que el Gobierno es "incapaz" ya que, a su parecer, "no ha afrontado los retos estratégicos de la ciudad", por lo que consideró que "se ha perdido un año".

Explicó que este modelo "caducado" se ha visto marcado por una "falta de perspectiva", así como por la "falta de voluntad de buscar consenso" para afrontar los problemas de la ciudad, como en el Plan de Actuación Municipal (PAM), sobre el que afirmó que "aunque parezca mentira", no ha mantenido ninguna reunión para hablarlo con el alcalde, Jordi Hereu (PSC).

Trias cargó contra Hereu y aseveró que "su única voluntad" es no hacer enfadar a la gente, en referencia a los socialistas catalanes. También criticó su "falta de liderazgo" ante las situaciones de crisis, aunque matizó que liderazgo "no es autoritarismo" sino dar la cara.

"La ciudad ha echado de menos al alcalde", aseguró el líder nacionalista, que precisó que Hereu "no se ha puesto al frente" en situaciones como el apagón eléctrico del verano del año pasado, los problemas de Cercanías Renfe causados por las obras del AVE y la falta de agua en el área metropolitana de Barcelona.

A DISPOSICIÓN DE HEREU.

Según Trias, el alcalde "se equivocó" al acordar un Gobierno de minoría entre PSC e ICV y le tendió una mano, si Hereu se lo pide, para consensuar los proyectos y "hacer avanzar la ciudad", aunque "no para aplaudirlos", según dijo.

"No nos morimos de ilusión para entrar en el Gobierno, y menos con falta de modelo", aseguró, y defendió querer ser el alcalde "y no el 'escolanet' del señor Hereu", de cuyo Gobierno criticó la "actitud de prepotencia como si tuviera mayoría absoluta".

Consideró que el Gobierno se muestra "indiferente" ante lo que considera "oportunidades perdidas" que provocan "frustración democrática", como en la financiación, el despliegue de la Ley de Dependencia y la creación de un museo del modernismo en las viejas instalaciones del Hospital de Sant Pau, entre otros.

Trias, que condujo la rueda de prensa con vídeos cortos mientras una artista dibujaba en un mural el estado de la ciudad según CiU, también criticó que el consistorio se sustenta en un urbanismo "duro" basado "sobre todo en las plusvalías".

Lamentó la actuación del Gobierno en la huelga de los conductores de autobuses de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), ya que consideró que no ha definido "cuál es el papel de los sindicatos ni cómo se han de hacer las cosas", y sentenció: "La pagaremos cara".

"A LA ESPERA" DEL CONGRESO DE ERC.

Trias acusó a Hereu de esperar el desenlace del Congreso interno de ERC para que los republicanos le den su apoyo "y hacer así lo que les de la gana", según afirmó.

Preguntado por los periodistas sobre si prevé presentar una moción de censura, dijo que sólo lo haría si la ganara "seguro", lo que consideró "nada fácil" por la disposición de las fuerzas políticas en el Ayuntamiento, aunque reconoció que "es una herramienta a utilizar".