Trias vaticina un cambio histórico frente a los "auténticos conservadores" del PSC

Xavier Trias, Alcaldable De Ciu Por Barcelona
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 22:59:21 CET

Lo garantiza tranquilo y de la mano de los trabajadores municipales

BARCELONA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El candidato de CiU a la alcaldía de Barcelona, Xavier Trias, ha vaticinado este jueves un cambio histórico en el consistorio tras 32 años de gobiernos socialistas, que durante unos años gestionaron la capital catalana con éxito pero que "se han convertido en los auténticos conservadores" porque, a su juicio, han caído en el conformismo, la rutina y están apoltronados.

En la conferencia 'Otra manera de hacer política' en el Auditorio Axa, donde han acudido medio millar de barceloneses, el convergente ha defendido que cuando pasea por la ciudad nota que ha llegado el momento del cambio, y ha afirmado que "ahora sí toca", en referencia a una fórmula a la que solía recurrir el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, de quien Trias fue conseller.

Aunque ha pedido a los suyos que no se confíen, ha asegurado que hará un cambio tranquilo a partir del 23 de mayo de modelo y formas, y ha lanzado un mensaje tranquilizador a los trabajadores municipales, resaltando que llegará para no sacar a nadie: "Vendrá Trias y trabajaremos de la mano".

Para ejemplificar su estilo, ha recordado la escena de la película 'Invictus' en la que Nelson Mandela, el día después de ganar las elecciones, reúne a los suyos y a todo el personal de su gobierno y les invita a empezar una nueva etapa.

Ha insistido en sus recetas: se ha definido como un entusiasta del pacto, incluso con la oposición; ha asegurado que los concejales serán corresponsables de las decisiones, en contraposición al bipartito --PSC e ICV-EUiA-- que votan por separado decisiones como la prohibición del nudismo, e incorporará a gente nueva buena en su campo y no por su color político.

"El día después de las elecciones dejaré de ser el candidato de un partido para convertirme en el alcalde de todos los barceloneses", ha concretado, sin que ello signifique dejar de ser convergente, una idea que encabeza un decálogo de diez puntos que ha prometido si es alcalde.

Incluye respetar las mayorías en el pleno y que la fuerza más votada en cada distrito ocupará la concejalía territorial, apostar por la colaboración público-privada y con una red de entidades que tienen vocación de servicio público donde no llega el Ayuntamiento --como el Casal dels Infants y Arrels--, y ha garantizado que escuchará a todos y que facilitará la vida a los barceloneses.

TRANSPARENCIA Y AUSTERIDAD

Además, quiere hacer de la transparencia uno de los ejes fundamentales de su programa de gobierno y ha lanzado un aviso de austeridad: "Todo aquello que no se pueda hacer no se hará de inmediato" por la crisis, ejemplificándolo con el Zoo marino.

Le ha presentado su hija Maria, que ya lo hizo en una conferencia hace ocho años, y ha recordado emocionado que cuando el partido le pidió hace ocho años y medio que fuese el candidato de Barcelona, su familia le advirtió de que con ello le querrían eliminar, y Maria le animó a aceptar porque ganaría: "Creo que estamos en condiciones de ganar", ha sentenciado.

Han acudido su familia y sus ediles; el portavoz del Govern, Francesc Homs; el ex conseller y ex líder de CiU en el consistorio, Joaquim Molins; el también ex conseller y que cierra la lista de Trias, Josep Maria Cullell, el ex diputado del PSC que ya ha declarado su apoyo para el candidato convergente, Jaume Sobrequés; el eurodiputado Ramon Tremosa y la cantante Núria Feliu.