La trucha del Pirineo actúa como un depredador oportunista según el caudal de los ríos

Técnicos practicando pesca eléctrica en un río de Lleida.
ENDESA
Actualizado 24/05/2013 13:49:33 CET

LLEIDA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La trucha de los ríos del Pirineo tiende a comportarse como un depredador oportunista en los tramos de río con cambios rápidos del caudal y adapta sus patrones de alimentación a las variaciones en la abundancia de alimento, según un estudio realizado por Endesa.

Los puntos afectados por hidropuntas, generadas por la operación de las centrales hidroeléctricas, coinciden con el incremento de la deriva de los macroinvertebrados, que constituyen el principal alimento de la trucha, y, consecuentemente, con el aumento de la actividad alimentaria de la especie durante los pulsos de caudal.

El estudio es una de las acciones del Plan de Conservación de la Biodiversidad de la compañía energética que se llevan a cabo en Catalunya, y pretendía observar los efectos en la alimentación y la dieta estival de la trucha durante las hidropuntas, que sirven para ajustar la producción de energía en los momentos de máxima demanda del día.

La hipótesis de la investigación planteaba que estos cambios podían afectar negativamente a la población de truchas del tramo del río regulado mediante las interferencias en su actividad de alimentación y crecimiento, afectación que podía provocar una disminución de sus efectivos poblacionales, una posibilidad descartada en el trabajo.

La trucha es una especie autóctona que constituye un componente muy importante de los ecosistemas fluviales de montaña del Pirineo y, a la vez, un valioso recurso pesquero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies