El TSJC confirma la condena al exalcalde de Roda de Barà (Tarragona) por malversar

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Sentencia

El TSJC confirma la condena al exalcalde de Roda de Barà (Tarragona) por malversar

Fachada del Palau de Justícia de Barcelona.
EUROPA PRESS
Publicado 09/11/2016 13:49:44CET

TARRAGONA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La sala civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha confirmado la condena de la Audiencia de Tarragona al exalcalde popular de Roda de Barà entre 2007 y 2008, Pedro José Figuereido, y al que era interventor del Ayuntamiento, Luis Miguel Caramés, a un año y un mes de cárcel y a dos de inhabilitación por malversación continuada de caudales públicos.

En la sentencia, recogida por Europa Press, el TSJC ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por el que fue secretario municipal y tesorero del Consistorio Jordi Reina, condenado en su caso a tres años de cárcel y a siete de inhabilitación.

El TSJC rechaza las pretensiones del condenado al no advertirse vulneración de derechos como el de defensa, de presunción de inocencia, la inexistencia de prueba de cargo y error en la valoración de la prueba, entre otros, y con ello el recurso de apelación en su integridad.

El tribunal concluyó que Figueiredo, Caramés y Reina se concertaron para disponer en su beneficio de dinero público del Ayuntamiento a través de transferencias a sus cuentas personales en diversas operaciones durante 2007 y 2008 como anticipos, y que luego devolvieron de diferentes maneras.

Por ejemplo, el alcalde se apoderó el 14 de abril de 2008 de 70.000 euros y otros 5.000 con el concepto de "atender gastos de la alcaldía"; entre julio y octubre del mismo año reintegró esta cantidad al Ayuntamiento.

Por su parte, Caramés el mismo día recibió un pago de 10.000 euros del Ayuntamiento que luego también devolvió, mientras que Reina recibió 12.000 euros que luego el Consistorio le detrajo de la nómina en doce mensualidades.

En su declaración en juicio, el exalcalde explicó al tribunal que había tenido problemas económicos y por eso se dirigió a Caramés --al que él había nombrado interventor-- y le relató su situación; este le explicó que existían anticipos, que en teoría no se podían hacer pero que "se arreglaba" y luego devolvía los fondos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies