U2 colma a sus fans en el Sant Jordi con un repaso a sus 'hits' y su nuevo 'Songs of Innocence'

 

U2 colma a sus fans en el Sant Jordi con un repaso a sus 'hits' y su nuevo 'Songs of Innocence'

U2 en el Sant Jordi de Barcelona
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 06/10/2015 9:22:13 CET

"Barcelona es una ciudad que adora a los artistas y por eso nos encanta", dice Bono

   BARCELONA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los irlandeses U2 han logrado la noche de este lunes colmar las expectativas del público presente en el Palau Sant Jordi de Barcelona con un repaso a sus 'hits' de siempre combinado con los temas de su último álbum' Songs of Innocence' en un concierto con tintes políticos y menciones a la crisis de los refugiados, dentro del primero de los cuatro conciertos en España --todos en la ciudad condal-- de su 'Innocence + Experience Tour 2015'.

   Con capacidad para más de 17.000 personas, el Palau Sant Jordi ha acogido durante más de dos horas a un aforo con las entradas agotadas, con unos fans de todas las nacionalidades agolpados en los rebordes del escenario desde primera hora, y allí han esperando a base de 'selfies', provocando una sucesión de olas humanas, hasta que se han unido bajo el canto de 'People have the power', de Patti Smith, a modo de entrada.

   Seis años después de su última visita a la capital catalana con el '360º Tour', los de Dublín han arrancado con un ligero retraso de la mano de su nuevo tema 'The miracle (of Joey Ramone)' después de que Bono apareciera de entre el público para gran sorpresa de los fans.

   A un ritmo trepidante, un 'Electric Co.' agitadísimo ha dado lugar a la mítica 'Vertigo' --a la que el público ha añadido la letra a toda voz--, seguida de una más apacible 'I will follow' hasta que Bono ha hablado: "¡Bona nit Barcelona!".

   Bono ha confesado al público su amor por esta ciudad, que, ha asegurado, sirve a la belleza y adora a los artistas, una sensación que se llevaron consigo tras la última gira: "Es una ciudad que adora a los artistas y por eso nos encanta: arquitectos, pintores y grupos, y por eso nos vamos a quedar aquí una semana y al final os devolveremos vuestra ciudad".

CON MENSAJE POLÍTICO

   Después, ha llevado su discurso hasta Dublín, y ha recordado a su madre, cuya muerte le empujó a convertirse en artista: "Quiero darle las gracias por el don que me transmitió, el vacío que me dejó lo he estado llenando con música", y después, como en medio de una constelación proyectada transversalmente sobre la pista, Bono ha cantado 'Iris'.

   Apoyado en las notas del rock y una proyección volante en la que Bono se ha paseado, la banda ha hecho sonar la veloz 'Cedarwood Road', pasando a un registro más íntimo con 'Song of someone', y después a una aclamada y desnuda versión acústica de 'Sunday Bloody Sunday'; pero el rock más duro ha llegado con la nueva 'Raised by Wolves', que ha abundado en su mensaje político, ya que el tema ha terminado con el mensaje imprimido: "1974. Irlanda necesita verdad y reconciliación. Todo el mundo necesita verdad y reconciliación. Descansen en paz. Justicia para los olvidados".

   Tras un descanso de la banda mientras sonaba 'Until the end of the world', los irlandeses han continuado con 'Invisible' y 'Even Better Than The Real Thing', y después se han acercado a sus fans para regalarles, muy de cerca, 'Mysterious ways', tan de cerca que la fan venezolana Melissa ha sido invitada al escenario, donde ha bailado muy compenetrada con Bono, y desde el móvil del cantante ha grabado y emitido la interpretación del grupo de 'Elevation'.

   Tras 'The Sweetest thing', Bono ha hablado del accidente que le ha puesto contra las cuerdas de la guitarra, recibiendo el calor de los fans, y ha entonado 'Every Breaking wave', 'October' y 'Bullet the blue sky', en ésta última cargado con un megáfono, que ha abandonado para volcarse en 'Zooropa' y en 'Where the streets have no name', aclamada durante largos segundos.

   'Pride (In the name of love)' ha enfilado los últimos tonos del concierto con el total seguimiento del público, de pie, que se ha superado a sí mismo con 'With or without you' en un ambiente íntimo: "Sou fantàstics, sou màgics, sou genials. Thank you" ("Sois fantásticos, sois mágicos, sois geniales. Gracias"), ha concluido el artista.

   Los vítores han hecho volver a Bono a la pista para empezar el bis con 'City of blinding lights' precedido de un discurso sobre las fronteras y los refugiados con la etiqueta #refugeeswelcome, sin olvidarse después un último 'Beautiful day' --mientras los coches del los artistas han preparado discretamente junto las bambalinas del escenario--.

   Para terminar, Bono ha lamentado la crisis de los refugiados y ha dicho: "Sabemos que si Europa no encuentra la solución, el ideal europeo está acabado", y ha recordado que Nelson Mandela decía que algo es imposible hasta que se consigue, lo que ha dado paso en el 'show' a 'Mother&Child Reunion', que ha enlazado con el súperéxito 'One' conducido por la voz de un público entregado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies