La UB, UAB y UPC, "estupefactas" por la disminución de financiación a sus grupos de investigación

Edificio Histórico UB
UB
Publicado 21/02/2018 18:58:58CET

BARCELONA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Universitat de Barcelona (UB), la Autònoma de Barcelona (UAB) y la Politècnica de Catalunya (UPC) han mostrado su "estupefacción y sorpresa" por los resultados para sus equipos universitarios de la última convocatoria de ayuda a los grupos de investigación en las ayudas de la Generalitat.

En un comunicado conjunto, han dicho que en 2009 el 64% de la financiación de esta convocatoria era para grupos de investigación universitarios, que se redujo al 56% en 2014 y en la de 2017 ha sido del 49%, cuando "por primera vez la financiación destinada a grupos de investigación no universitarios excede al destinado a la universidad".

Han esgrimido que de las cerca de 35.000 publicaciones científicas del sistema de investigación catalán, más de 27.000 --el 78%-- las produjeron las universidades públicas catalanas, mientras que los centros Cerca --que no pertenecen a las universidades-- 12.000, y el resto de instituciones, 17.000, ya que una misma publicación puede ser contada por dos o más instituciones.

Han defendido que si se comparan los indicadores científicos de determinados departamentos e institutos universitarios Cerca, los resultados son similares y "especialmente positivos cuando la relación coste-rendimiento se incorpora como variable", y han afirmado que los Cerca pueden contar con una triple financiación: fondos basales directos, el profesorado cedido por las universidades y la transferencia de las ayudas a grupos de esta convocatoria.

Las tres universidades han afirmado que la convocatoria de apoyo a los grupos de investigación fue creada para proveer de una financiación basal a numerosos grupos de investigación, y que en la actualidad de los 1.744 reconocidos, un 63% pertenecen a las universidades.

Han remarcado que la disminución afecta a los grupos de ámbitos de las ciencias experimentales, de la vida y la salud, que "parece que entran en clara competencia con los centros Cerca", y en muchos casos respresenta la única financiación disponible.

Por todo ello, han dicho que no existe "ninguna razón objetiva que avale esta disminución, ni en argumentos numéricos ni a los correspondientes a la producción científica", y han considerado que se suma a otros agravios que sufre la universidad.