UGT de Catalunya celebra esta semana el congreso que relevará a Álvarez tras 26 años

Camil Ros y Matías Carnero (UGT)
EUROPA PRESS
Publicado 03/04/2016 11:31:04CET

Camil Ros será secretario general y Matías Carnero ocupará el nuevo cargo de presidente del sindicato

BARCELONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La UGT de Catalunya celebrará esta semana su XV Congreso Nacional, en el que se escogerá a la nueva dirección del sindicato después de 26 años con Josep Maria Álvarez como secretario general y tras su proclamación como líder de la UGT confederal.

El sindicato catalán llega al congreso con una única candidatura consensuada, que propone una dirección bicéfala con Camil Ros como secretario general y Matías Carnero como presidente, un cargo de nueva creación.

El congreso, con el lema 'Som drets, som lluita' ('Somos derechos. Somos lucha'), se celebrará entre este miércoles 6 de abril y el viernes en el Centro Cultural de Terrassa (Barcelona).

Contará con 405 delegados en representación de los más de 150.000 afiliados de UGT de Catalunya, de los que 286 representarán a los afiliados de la región metropolitana y 119 al resto de Catalunya.

Empezará el miércoles con la presentación del informe de gestión del sindicato de los últimos tres años por parte del actual secretario general, Josep Maria Álvarez, y su posterior debate y votación; el jueves se debatirán las diversas ponencias y se votará la candidatura, y el viernes se proclamará el resultado de las votaciones.

En la clausura intervendrán el secretario general saliente de UGT, Josep Maria Álvarez; el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el recién nombrado nuevo secretario general de UGT de Catalunya.

REIVINDICACIONES

Una de las principales reivindicaciones del sindicato para los próximos cuatro años se centrará en la lucha contra la precariedad laboral y el uso abusivo de la legislación laboral.

Según el candidato a secretario general, Camil Ros, el objetivo del sindicato es conseguir la derogación de la reforma laboral, ya que argumenta que ha contribuido a una "explotación laboral legal", creando trabajadores pobres.

Asimismo, se reivindicará un aumento de los salarios y el establecimiento de un salario mínimo de mil euros con el objetivo de reactivar el consumo.

Según Ros, éste será también un congreso de "reafirmación sindical", intentando romper el estereotipo de que el sindicato sólo defiende a sus afiliados y a los empleados de grandes empresas, con lo que pretenden llegar a empresas y sectores en los que ahora no tienen presencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies