UGT de Catalunya fija 2018 como el año de la recuperación, tras el pasado "año perdido"

Camil Ros y Josep Maria Álvarez (UGT)
EUROPA PRESS
Publicado 15/02/2018 13:32:19CET

   Arrancará este 8M con un movilización para acabar con la brecha laboral de las mujeres

   BARCELONA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT de Catalunya, Camil Ros, ha defendido que 2018 debe ser el año de la recuperación de salarios y derechos laborales, tras el "año perdido" que supuso 2017.

   En declaraciones a los medios, Ros ha sostenido que el año pasado fue el de la consolidación de la no recuperación, el no crecimiento de salarios y el mantenimiento de los recortes, pese a que terminó con un "punto de inflexión": el acuerdo para el nuevo Salario Mínimo Interprofesional (SMI), el cual ha señalado que ha sido insuficiente.

   Por su parte, el secretario general de la UGT, Josep Maria Álvarez, ha coincidido con su homónimo catalán y ha recalcado que los sindicatos "no pudieron romper las dinámicas políticas" producidas durante el año pasado, como la no redistribución justa de la riqueza, pero que en 2018 esto tiene que cambiar.

   Para revertir esta situación, el sindicato se ha marcado el próximo 8 de marzo, el día internacional de la mujer trabajadora, como la primera movilización del año, en la que quieren alertar de la brecha laboral que sufren las mujeres en sus puestos de trabajo y para la que junto con CC.OO. ha convocado una huelga laboral de dos horas.

   "No es un debate de mujeres y hombres, es un debate de igualdad y justicia", ha reivindicado Ros y ha agregado que la desigualdad la sufre toda la sociedad.

   Preguntado por la convocatoria de huelga general por parte de CGT, Álvarez ha explicado que "cada uno es libre de convocar lo que quiera", pero que UGT busca que las convocatorias sean efectivas y que esa capacidad la tiene su sindicato y UGT.

OFENSIVA SALARIAL

   Entre las propuestas de UGT para 2018 está la de fijar un SMI de 1.000 euros, en concordancia con la media europea, y Álvarez ha señalado que se tienen que recuperar los salarios, ya que éstos son "el mejor instrumento para repartir la riqueza del país".

   Para Álvarez, subir el SMI hasta los 1.000 euros no va a dejar fuera a los trabajadores más preparados porque son las empresas la que lo están haciendo, por lo que ha defendido que se ha acabado "continuar explotando hasta el infinito con condiciones contractuales absolutamente indecentes y salarios total y absolutamente indignos para los trabajadores y, sobre todo, para los jóvenes, muchos de los cuales están muy cualificados".

"SUBIDA DE MIERDA"

   Álvarez ha repetido que el aumento del 0,25% de las pensiones es "una subida de mierda", mientras que Ros la ha catalogado como insultante.

   El secretario general de UGT ha remarcado que las pensiones se tienen que volver a revalorizar de acuerdo con el Índice de Precios al Consumo (IPC), puesto que aumentarlas solo 36 euros al mes "no sirve de nada".

   Álvarez ha añadido que esto no se corresponde con un país en el que las empresas eléctricas y los bancos tienen "beneficios insultantes".

ACABAR CON LA PRECARIEDAD

   Asimismo, Álvarez ha subrayado que su sindicato quiere "acabar con la precariedad de manera drástica", en referencia a la posible reducción de modalidades contractuales.

   "Por ese camino, acabar con la precariedad es hacernos precarios a todos", ha indicado.