20 refugiados sirios estudiarán en Catalunya con becas del Govern, universidades y Acnur

J. M. Garrel, O. Amorós y J. A. Planell
Europa Press
Actualizado 11/04/2018 15:20:14 CET

   Apelan a la implicación de toda la sociedad en la acogida y buscan pisos de estudiantes

   BARCELONA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un total de 20 refugiados que se encuentran en campos del Líbano, la mayoría de origen sirio y algunos de Pakistán y Palestina, continuarán sus estudios universitarios el próximo curso en Catalunya gracias a un programa en el que colaboran todas las universidades catalanas, la Generalitat y la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

   A su llegada, prevista entre mayo y junio, las universidades les ofrecerán formación de catalán, castellano y derechos humanos para prepararse para el inicio del curso académico, han explicado este miércoles en una atención a los medios el secretario de Universidades de la Generalitat, Arcadi Navarro, y el de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía, Oriol Amorós.

   También han participado el presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Catalunya (Acup) y rector de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Josep Anton Planell, y el rector de la Universitat Ramon Llull (URL), Josep Maria Garrell, que han detallado la iniciativa antes de ponerla en común en una reunión del Consejo Interuniversitario de Catalunya (CIC) este miércoles.

   Navarro y Amorós han puesto en valor el compromiso de todas las universidades catalanas al participar --tanto las públicas como las privadas--, y han explicado que el Govern aportará a los estudiantes un complemento salarial en forma de beca para la vivienda y la manutención, y las universidades les ofrecerán la acogida y formación previa para integrarse en la sociedad.

RECONSTRUCCIÓN TRAS LA GUERRA

   El responsable de Migraciones ha detallado que trabajan en este programa desde hace un año y medio --impulsado por la exconsellera Dolors Bassa-- junto a ONG, Acnur, embajadas y en diálogo con el Estado, en una colaboración que ha calificado de importantísima porque servirá para ampliar las vías de llegada de personas refugiadas, que en este caso lo harán con un visado de estudiantes.

   Se trata de personas que vieron sus estudios interrumpidos por la guerra, algunos cursando grados y otros posgrados y másters: "Los países democráticos tenemos la obligación de contribuir y ayudar para que después de la guerra puedan reconstruir su país", dándoles formación superior, ha dicho Amorós.

COMPARTIR PISO

   El programa busca pisos de estudiantes catalanes que quieran compartirlo con participantes del programa porque consideran que la convivencia es la mejor forma de aprender las lenguas e integrarse en el día a día, y han añadido que los refugiados podrán su parte con la beca de la Generalitat, que contemplará el precio de vivienda en diferentes ciudades: Barcelona, Tarragona, Lleida, Girona y Vic (Barcelona).

   La selección, realizada por Acnur 'in situ', ha acreditado los estudios anteriores con certificados y pruebas, y ha buscado cierta paridad, por lo que entre los 20 participantes hay cinco chicas, dos de ellas hermanas.

   El presidente de la Acup ha destacado que garantizar la educación superior es uno de los objetivos del sistema universitario catalán, y participan todos los rectores asumiendo la "responsabilidad" en la acogida, y ha explicado que se han distribuido tareas y organizado conjuntamente, y por ejemplo la UOC les ha estado ofreciendo cursos de idiomas desde los campos, como avanzó Europa Press.

ACOGER A MÁS

   "Seguramente podríamos acoger a más estudiantes si las políticas de acceso fueran menos restrictivas", ha lamentado Planell, que ha llamado a extender a toda la sociedad la cultura de la acogida y, en su caso, a las 300.000 personas que forman parte del sistema universitario, entre profesores, trabajadores y estudiantes.

   Ha añadido que los refugiados representan una cuarta parte de la población en el Líbano, y que el 65% se encuentra bajo el umbral de la pobreza y, el 50%, bajo el de la extrema pobreza, ante lo que el rector de la URL ha reivindicado que todas las universidades compartes "la acción y el compromiso con la sociedad" y la acogida.

   Garrell calificado de tremendamente importante que se haga este tipo de iniciativas, porque no solo responden al drama humanitario, sino que piensan "en un futuro y en la reconstrucción de los países", y ha esperado que el pequeño grano de arena que supone la aportación que se inicia, se extienda a otras partes del Estado y de Europa.

   "Catalunya, incluso en el momento político actual, es capaz de hacer iniciativas pioneras en el mundo para acoger a personas" y ayudarlas, ha alabado Navarro, a lo que Amorós ha añadido que solo conocen iniciativas de este tipo con Acnur en Canadá y Japón, y ha añadido que han aprendido mucho de la acogida de refugiados que realizan individualmente centros como la Univeristat de Barcelona (UB).