Universidades catalanas reciben un 26% de peticiones de profesores extranjeros para hacer docencia

Bajas rentas con becas no pagarán el 10,5% del incremento en ingenierías
EUROPA PRESS
Actualizado 18/07/2013 18:07:56 CET

BARCELONA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El programa Serra Húnter de captación de profesorado docente e investigador (PDI) internacional para sustituir a docentes universitarios jubilados ha recibido un 26% de peticiones de profesores que residen en el extranjero para hacer docencia en las universidades públicas catalanas, si bien la mayoría de las solicitudes --un 65%-- proceden de Catalunya, y un 9% son del resto del Estado.

Son datos aportados por el secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat en la rueda de prensa de presentación del 'Primer llamamiento internacional Serra Húnter Programme', que en su conjunto prevé incorporar a 500 nuevos profesores en los centros públicos hasta el 2020, seleccionados en base a "criterios de excelencia internacional".

Castellà ha considerado que el 26% es un buen dato puesto que demuestra que el hecho de que haya profesores extranjeros que quieran impartir en Catalunya revela que el sistema universitario catalán "continúa teniendo capacidad de retención de talento" y las universidades son suficientemente atractivas.

En esta primera convocatoria, financiada con 10 millones de euros y que tendrá resolución entre octubre y diciembre, se incluyen 75 contratos, de los que 20 son para la Universitat de Barcelona (UB); 18 para la Autònoma de Barcelona (UAB); ocho para la Politècnica de Catalunya (UPC); nueve para la Pompeu Fabra (UPF), tres para la de Lleida (UdL); cinco para la de Girona (UdG), y 12 para la Rovira i Virgirli (URV) de Tarragona.

En total, se han recibido 740 solicitudes de 482 candidatos de 38 países distintos; concretamente, 313 son de Catalunya; 40 del resto de España; 87 del resto de Europa y 42 de otras partes del mundo.

Estos docentes permitirán paliar la pérdida de profesorado jubilado, ya que la Generalitat prevé que hasta 2020 habrán dejado de trabajar un total de 2.000 docentes.

Pese a la limitación estatal de reponer el 10%, Catalunya cubrirá el 50% de estas jubilaciones, es decir, unas 1.000 plazas, de las que 500 se ocuparán por la vía del programa Serra Húnter y el resto serán contratadas directamente por las universidades.

El objetivo del Serra Húnter es retener y captar talento, dotar el sistema universitario catalán de una estructura "más internacionalizada y abierta" y seleccionar candidatos que estén por sobre de la media de producción científica del departamento en el que se incorporarán.

Según ha especificado Castellà, estos docentes, que empezarán a trabajar en enero previsiblemente, no sustituirán la plaza exacta del profesor jubilado, sino que irán a los departamentos que escoja cada centro según sus necesidades, y lo harán mayoritariamente con contratos permanentes de profesor agregado, aunque también hay algún catedrático contratado y algún lector.

COMISIONES EVALUADORAS

Los candidatos pasarán por un proceso selectivo a cargo de las universidades y el Govern a través de 65 comisiones evaluadoras, que estarán integradas por cinco miembros de "reconocido prestigio internacional", de los cuales dos serán escogidos por las universidades, otros dos por el Govern y el presidente será consensuado.

El proceso y el sueldo del profesor --cuyas mejores condiciones se podrá negociar consensuadamente con la universidad y el Govern-- estarán cofinanciados entre la Generalitat y las universidades, a excepción de la Universitat de Vic (UVic) y la Internacional de Catalunya (UIC) que han pedido sumarse al programa pero, al no ser públicas, asumirán ellas el coste.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies